17

nuevos articulos

miércoles, 30 mayo 2007
Publicado por

30 Años: Los mayores escándalos

Peleas, matrimonios cancelados, coimas, paternidades cuestionadas, infidelidad, drogas, mentiras, escándalos financieros y millonarias cuentas en el extranjero son los ingredientes de este reportaje que recuerda los casos más bullados de los últimos años

El “Filipinazo”
Fue uno de los golpes de imagen internacional más duros que recuerde la historia de la política exterior chilena. Por “sugerencia” de Jimmy Carter, según se supo años más tarde, Ferdinando Marcos cancelaba el 22 de marzo de 1980 la visita oficial del general Augusto Pinochet a Manila, mientras el gobernante se encontraba en pleno vuelo. Pero la humillación no terminó ahí. Al hacer escala en la isla de Fidji, Pinochet se encontró con la sorpresa de que los trabajadores del terminal aéreo se negaban a ponerle la escalerilla y a hacer los chequeos correspondientes al avión. En las afueras del aeropuerto, una multitud de manifestantes protestaba ante la presencia de Pinochet en esa isla.


La osadía de Raquel

Caras le costaron a la lectora de noticias de la estación católica Raquel Argandoña sus declaraciones a “Cosas”, en 1989, al señalar: “La libreta de matrimonio no sirve para nada”. Recién separada de hecho, y cuando se manifestaba muy enamorada de Hernán Calderón, advirtió que “tendría un hijo con o sin libreta”. Esta rebelión fue un escándalo nacional que terminó con su despido de Canal 13.

La DC y su “Carmengate”

Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Gabriel Valdés se enfrentaron el 27 de noviembre del ‘88 en las elecciones internas de la Democracia Cristiana que tenían como objeto elegir a la junta nacional de la colectividad que designaría al próximo candidato presidencial. Pero al final de una jornada que había sido tranquila, se desató el escándalo: dos militantes afines a la candidatura de Aylwin fueron sorprendidos adulterando los padrones electorales. El hecho pasaría a la historia como el “Carmengate”, dado que en la calle Carmen se encontraba la sede de la DC.

La “travesura” del “Cóndor”

En septiembre de 1989 la selección nacional de fútbol protagonizó el incidente más escandaloso que recuerde la historia del balompié chileno. El partido por las eliminatorias para el Mundial de Italia 90, en el estadio Maracaná, se jugaba con total normalidad, hasta que una bengala encendida salió desde el público cayendo supuestamente sobre Roberto “Cóndor” Rojas. Acto seguido, el ensangrentado arquero de la selección era retirado en andas por sus compañeros, dándose por finalizado el encuentro. Tiempo después, Rojas confesó que se había autoinferido una herida con una gillette.

El “Cutufazo”

En 1989 se reveló el funcionamiento de “La Cutufa”, financiera militar que captaba los ahorros de los uniformados de manera ilegal desde 1980. La entidad fue descubierta luego del asesinato del financista de ésta, Aurelio Sichel. Años más tarde, las esquirlas de este caso llegaron hasta el ámbito de la farándula, cuando la ex pareja de Carolina Arregui, Patricio Castro, fue inculpado como uno de los creadores de la financiera ilegal.

El romance de Kike y Cecilia

Aunque nunca lo confirmaron públicamente, a mediados de los años 90 Cecilia Bolocco y Kike Morandé se convirtieron en la pareja más bullada de la televisión chilena. Su relación fue tema obligado en la prensa de espectáculos y también de la gente común y corriente que seguía de cerca los pasos de la ex Miss Universo y el carismático animador de “Viva el Lunes”, quien en esa época se separó temporalmente de su mujer, Josefina Fantini.


El “Piñeragate”


Fue en el programa “A eso de”, de Mega, el domingo 23 de agosto de 1992. En horario “prime”, Ricardo Claro sacó una grabadora portátil –la ya mítica Kioto– y reprodujo para buena parte del país una conversación privada entre el senador Sebastián Piñera y su amigo Pedro Pablo Díaz, que desató uno de los terremotos políticos más fuertes de la década. Nadie quedó indiferente a lo escuchado de boca de Piñera, quien urdía un plan para desacreditar a su compañera de partido Evelyn Matthei como precandidata presidencial de RN. Meses después, vendría la segunda parte del escándalo, cuando Evelyn Matthei renunció a la candidatura y confesó lo que hasta entonces había negado mil veces: que ella misma le había entregado la cinta a Claro.


Un “Angel” caído

Carolina Arregui era en 1993 la carta de oro del área dramática de Canal 13. Además, vivía un cuento de hadas –o al menos eso parecía– dado que estaba casada con el director de las teleseries, Oscar Rodríguez. Todo iba bien, hasta que se descubrió que la preciosa actriz vivía un drama de proporciones. Su matrimonio tambaleaba y, confundida, cayó en los brazos de su compañero de set en “Marrón Glacé”, Fernando Kliche. Eso le significó la salida de pantalla por más de 10 años, una depresión que la puso al borde del abismo y una dolorosa disputa legal por la tenencia de sus hijos. Sin embargo, años después logró resurgir y convertirse nuevamente en la reina de la pantalla chica.

“Impunidad Diplomática”, best seller de cunetas

En abril de 1993, el periodista Francisco Martorell remeció a la opinión pública al intentar lanzar su libro “Impunidad Diplomática”, en el que no sólo se relataban los motivos que provocaron la partida del ex embajador de Argentina en Chile Oscar Spinosa Melo, sino que además se involucraba a múltiples personajes de la política chilena en supuestas fiestas “non sanctas” en dicha embajada. Los planes de Martorell no se concretaron, ya que el empresario chileno Andrónico Luksic Graig presentó un recurso de protección ante el cual la Corte de Apelaciones prohibió el ingreso y circulación de dicho texto. Sin embargo, las versiones piratas no tardaron en aparecer y se produjo el efecto contrario al buscado: todo Chile comentaba el escabroso y nunca comprobado contenido. Muchos de los involucrados en sus páginas se querellaron por injurias y calumnias.

El “Davilazo”

En enero de 1994 estalló el caso Codelco. Juan Pablo Dávila, que trabajaba en los mercados de futuro de la minera estatal, fue descubierto en maniobras fraudulentas que le costaron pérdidas estimadas en más de 200 millones de dólares a Codelco. El ex operador de la entidad fue declarado reo por fraude al fisco el 19 de marzo de 1994. Tiempo después su vida dio un vuelco. Se separó de su mujer y se convirtió en un fervoroso evangélico.

“Mamo” acuartelado

El 30 de mayo de 1995, y cuando el fallo de la Corte Suprema confirmó su participación en el asesinato de Orlando Letelier y lo sentenció a siete años de cárcel, el “Mamo” decidió evadir el brazo de la ley. “No voy a ir ninguna cárcel”, advertía en tono amenazador ante la prensa que acechaba en las afueras de su campo en Fresia día y noche. Tras una serie de maniobras distractivas y con la supuesta coordinación del Ejército, el ex director de la Dina fue trasladado al Hospital Naval de Talcahuano, donde permaneció cuatro meses. Finalmente, el 20 de octubre de ese año fue llevado al recién estrenado penal de Punta Peuco, hecho que también generó escándalo, por considerársele una cárcel VIP.

Cuadra y las drogas del Congreso

“Hay algunos parlamentarios y otras personas que ejercen funciones públicas que consumen drogas. Lo más grave es que se trata de políticos con relevancia potencial. Al consumir estupefacientes, esas personas se transforman en protectoras indirectas de las redes de narcotráfico, ya que son vulnerables a recibir presiones”. Estas declaraciones del ex ministro del régimen militar Francisco Javier Cuadra en revista “Qué Pasa” detonaron una verdadera bomba en 1995. Mientras muchos aludidos se hacían el test de orina y de pelo para probar que estaban “limpios”, Cuadra fue procesado y condenado a pena remitida por haber puesto en duda el “honor” de los parlamentarios.

La loca noche de Ríos

En 1999 el ex “top one” chileno fue sorprendido por un paparazzi en París bailando acaloradamente “la Vida Loca” de Ricky Martín. La publicación de las fotos en revista “Cosas” le costó la ruptura temporal con su entonces novia Giuliana Sotela. El asunto quedó zanjado tras una recordada conferencia de prensa donde, entre lágrimas, el tenista le pidió perdón y matrimonio. “Me casaría altiro con ella”, aseveró mientras Manuel Astorga intentaba consolarlo.

Millonarias indemnizaciones

El 2000 estalló uno de los escándalos más bullados de los últimos tiempos: las millonarias indemnizaciones que recibieron varios funcionarios de empresas estatales al dejar sus funciones. De la nómina de “beneficiados”, el caso más comentado fue el del ex gerente general de Enap, Álvaro García Alamos.

“Sobresueldos” al desnudo

En una polémica entrevista, en “El Mercurio”, el 16 de noviembre de 2002, el ex ministro Carlos Cruz, admitió que en el MOP era habitual pagar sobresueldos con gastos reservados de la presidencia. Se desató así un escándalo, que originó la investigación de irregularidades cometidas al interior de la cartera, llegando incluso a afirmarse que muchos fondos obtenidos de contratos con empresas se destinaron a campañas electorales.

El bombazo de Ivette Vergara

En el año 2000 la animadora y modelo Ivette Vergara se convirtió en el centro de la atención pública. En medio de un litigio judicial iniciado por la animadora, se comprobó que el hijo de la modelo no era de su ex marido Sergio Kozak, como éste siempre creyó, sino del periodista Fernando Solabarrieta.

Andanzas del “Cura Tato”

José Andrés Aguirre fue durante años el prototipo del cura “buena onda”. En el Villa María sus alumnas lo adoraban y en la parroquia del balneario de Santo Domingo, también. Todo se derrumbó el 2002, cuando salió a la luz pública que el religioso había abusado sexualmente de varias jóvenes, entre ellas dos hermanas de 11 y 14 años. El sacerdote –que según los informes posee una personalidad anómala y narcisista–reconoció parte de los hechos y fue condenado a 12 años de prisión.

Caso “Coimas”

Un verdadero escándalo se desató el 2002 luego de que Carlos Filippi Barra, concesionario de una planta de revisión técnica en Rancagua, denunciara que el ex subsecretario de Transportes y presidente electo del PRSD, Patricio Tombolini; el vicepresidente del PPD, Víctor Manuel Rebolledo, y el jefe de Finanzas del Servicio Nacional de Capacitación, Erick Leyton, habían recibido millonarios pagos de su parte para que Filippi pudiera quedarse con una nueva planta en Rancagua. A pesar de que hasta el día de hoy los inculpados niegan la veracidad de las acusaciones, sus respectivas carreras políticas terminaron abruptamente. De ahí derivaron las acusaciones contra Carlos Cruz, el emblema de los sobresueldos, y la serie de casos MOP.

De los mails al robo del jarrón

En el 2003, se supo que Pamela Andrada –secretaria del entonces presidente del Banco Central Carlos Massad– enviaba mails con información privilegiada a su amigo Enzo Bertinelli –socio de Inverlink– acerca de los movimientos internos del Banco Central. El caso estalló luego que uno de los mails le rebotara al presidente del banco en su computador. Las esquirlas arrasaron con Inverlink y salpicaron a Corfo, cuyo vicepresidente debió renunciar. Ahí, Lagos acuñó su ya famosa frase sobre el robo del jarrón.

La guagua de Carlita

Parecían estar de un confite: enamorados y prestos a ser padres. Pero todo cambió cuando, el 2002, ella aseguró que “el Negro es un padre ausente”. La situación sacó de sus casillas a Piñera, quien terminó confesando que la “guagua” no era de él. Tiempo después se descubrió que el verdadero padre de la criatura era Karim Pichara.

Lavandero al banquillo

El programa “Contacto” de canal 13 emitió un reportaje con testimonios de supuestas víctimas de abusos deshonestos por parte de Jorge Lavandero, los que iban acompañados de imágenes del senador en compañía de menores en su parcela en Metrenco. Lavandero denunció una conspiración y negó todas las acusaciones. Finalmente, fue condenado a cinco años de cárcel por abusos reiterados contra cuatro menores.

Las mentiras de Gemita

Declaraciones de Pía Guzmán, en el matinal de TVN, en noviembre del 2003, gatillaron el llamado “Caso Spiniak”, uno de los escándalos políticos más estremecedores de los últimos años. Las acusaciones contra algunos políticos de participar en fiestas donde se consumía drogas y se abusaba de menores, terminaron por ser una mentira urdida por Gemita Bueno, protegida del cura “Jolo”, según ella misma confesó.

Claudio Teitelboim era Bunster

Aunque la noticia corría por todas las redacciones, en agosto del 2005 el de-saparecido “Diario Siete” dio a conocer la verdadera historia del físico teórico Claudio Teitelboim: éste no es hijo de Volodia, sino de Alvaro Bunster. Luego, Bunster dio una extensa entrevista a “La Tercera” donde criticó la relación que había tenido con el escritor y decidió cambiarse el apellido.

¡¡¡Kenita no se casa!!!

Corría febrero de 2004 y faltaban pocos días para el matrimonio del año, entre María Eugenia Larraín y el ex “pichichi” Iván Zamorano. Cuando los partes ya estaban despachados y el menú empezaba a ser cocinado, días antes de enlace, la modelo echó pie atrás. Los rumores corrieron como el fuego y se habló de un supuesto romance entre la modelo y el tenista Carlos Moyá y también de unos supuestos videos poco santos –según aseguró Italo Passalacqua– que involucraban al ex capitán de la selección chilena. Terminaba así el fogoso romance que había acaparado las portadas de todos los medios.

Millones en el Riggs

Fue el Senado norteamericano el que reveló, en julio de 2004, que el general Augusto Pinochet poseía varias cuentas secretas en el Banco Riggs. Tras este hallazgo se descubrió que el ex gobernante habría llegado a tener 128 cuentas fuera de Chile, hechos en los que habrían participado algunos de sus hijos y asesores, como su secretaria Mónica Ananías y su albacea Oscar Aitken. Quedaron así al descubierto, también, las múltiples identidades del general, tales como Daniel López o José Ramón Ugarte, y los respectivos pasaportes. La justicia ha estimado que el capital del clan Pinochet llegaría a los 27 millones de dólares.
Leer articulo completo