17

nuevos articulos

lunes, 6 junio 2016
Publicado por

ANDREA VELASCO: CHILE ES UN PAÍS CELOSO

Esta actriz y cantante habló con “Cosas” sobre lo difícil que es hacer una carrera artística en Chile y, más todavía, cuando alguien como ella se atreve a incursionar en más de un ámbito a la vez. Eso no pasaría en Estados Unidos, dice.

Por: Miljenka Gluscevic

ANDREA VELASCO

Hiperquinética e histriónica a morir. Así se define la actriz y cantante de 34 años que ya lanzó su primer Extended Play (EP). Se titula “Piñata”, incluye cinco canciones y en él refleja la fiesta que significa para ella haber levantado sus proyectos. Y es que su abundante alegría se transmite a través de la llamada telefónica que nos comunica con Nueva York, donde se encuentra mezclando su primer single en inglés.

Además de ser nominada a los Premios Pulsar como “Artista Revelación” 2015, la protagonista de la popular saga “Qué pena…”, del cineasta nacional Nicolás López, nos cuenta de su carrera profesional en Chile y el extranjero, y de cómo ha ido desarrollando esta faceta musical que, a pesar de que muchos desconocían, ella venía cultivando desde pequeña.

–¿Cómo es ser cantante en Chile?

–Súper difícil. Sobre todo cuando eres solista, porque pasa un poco que tienes que sacar el barco sola. Cuando tienes una banda, existe más apoyo entre los compañeros. Por más que en el último tiempo estuve trabajando con músicos increíbles, llegar a lograr una formación en que todos trabajen a la par, sabiendo que el proyecto es de solista, es difícil. Además, Chile es un país que siempre ha estado súper atrás en el área de producción, no hay agentes o managers, entonces uno al final lo tiene que hacer todo. Es buena escuela, pero llega un momento en que quedas agotada.

–¿En eso se parece el teatro?

–Creo que el teatro fue una buena escuela también, porque ese rubro en Chile es igual de aperrado. Con las compañías tú pintas la escenografía, cortas los tickets y mueves los focos, pero al mismo tiempo siento que el teatro es mucho más solidario, porque funciona más en comunidad.

–De la mano de la fama, vienen también las críticas. ¿Cómo has enfrentado eso?

–Es difícil, porque hoy, con el tema de las redes sociales, uno está expuesto a que cualquiera diga lo que quiera directamente. Al final es súper cobarde, porque lo hacen sin dar la cara.

“Debo admitir que tenía mucho susto cuando volví a Chile luego de grabar el disco. Tenía harto más miedo a la crítica musical. Pensaba que me iban a hacer pebre. Pero el tema más bien surge por la especialización. ‘Si tú eres actriz, ¿por qué ahora estás cantando?’. ‘¡Ay, la actriz de la tele, que ahora sacó su banda y es su hobby!’.

“También hay actores a los que les molesta mucho que los modelos actúen. Yo creo que mucha gente se siente pasada a llevar por el tema de los años de estudio versus que llegue otra persona y haga lo mismo. Eso está súper mal, porque deberíamos dejar que fuéramos libres y que todo el mundo haga lo que quiera y lo mejor posible. Yo creo que si dijeras eso en Estados Unidos, te mirarían como si fueras un alien. O sea, la competencia es tan ruda que entre más herramientas artísticas tengas, mejor. Chile es súper celoso de eso y es muy extraño”.

Artículo editado para publicación digital. Leer entrevista completa en edición impresa.

Leer articulo completo