17

nuevos articulos

viernes, 6 octubre 2017
Publicado por

Apasionados por la luz

El artista visual Alejandro Siña, destacado a nivel mundial, y Gonzalo Sánchez (Pikti) unen fuerzas lumínicas en torno al arte.

Alejandro Siña y Gonzalo Sánchez tienen en común el haber estudiado carreras convencionales –Ingeniería Comercial y Derecho, respectivamente– y también el haber elegido la luz como lenguaje artístico. Todo lo anterior, sumado a un ADN orientado a la creatividad constante y a la innovación, que en el caso de Sánchez lo llevó a especializarse en propiedad intelectual, siendo seleccionado este año por la organización WIPR entre los abogados líderes 2017 en dicho ámbito.

Alejandro Siña se formó en el M.I.T., Massachusetts Institute of Technology , y por una casualidad, si es que existen estas, Gonzalo Sánchez es discípulo de la artista Virginia Huneeus, que también se formó en el M.I.T. donde fue compañera de Siña, siendo ambos alumnos de Gyorgy Kepes. Fue Virginia Huneeus quien encaminó a Sánchez en la senda de la experimentación lumínica cuando este tenía 13 años.

Siña es un consagrado a nivel mundial que ha desarrollado toda su carrera en Estados Unidos, pero sin perder su vínculo con Chile. De hecho, en nuestro país fue miembro organizador del equipo que llevó a cabo la iluminación de la Torre Entel. Y en 1998 fue invitado por la CTC a efectuar una exposición retrospectiva de sus esculturas lumínicas. Recientemente, fue seleccionado en la retrospectiva realizada por el curador Ramón Castillo en el Centro Cultural Palacio La Moneda, donde figuran los artistas más relevantes del siglo XX.

Este destacado artista trajo directamente desde Boston hasta la Galería La Sala una serie de obras que ilustran su impronta y que dan cuenta de una trayectoria que la ha hecho conocido a nivel mundial.

La muestra –inaugurada el 26 de este mes y que se extenderá hasta el 28 de octubre– sorprenderá por su variedad, colorido y versatilidad, ya que constará de móviles, esculturas de neón y luces LED.

Leer articulo completo