17

nuevos articulos

viernes, 12 octubre 2018
Publicado por

Pre Verano: Cuidado capilar

Aparte de una dieta balanceada con calcio y vitaminas A, B, C, D y E, el argán, la manteca de karité, la macadamia o la moringa son algunos de los componentes de los productos que hay que tener en cuenta –dependiendo de las necesidades particulares– para tratar el cabello en esta época del año. De hecho, es el momento para que los masajes de acondicionamiento sean más recurrentes, sobre todo porque en invierno ha estado expuesto a las bajas temperaturas.

Por: Francisca Olivares / Fotos: Getty Images

Largos

En sus distintas versiones, lisas, onduladas o rizadas, es el cabello que más cuidado requiere. Es por esto que como mínimo se recomienda la aplicación de mascarillas una vez a la semana. Además de un masaje full hidratación mensual y recortar las puntas cada dos meses. En cuanto a las mascarillas que se aplican en la casa, hay que hacerlo mechón por mechón, girando cada uno de ellos con los dedos. Luego se deja bajo una gorra de baño y sobre ella una toalla. En cuanto a componentes, puede ser argán, karité, macadamia o moringa (evita la sequedad), dependiendo de las características particulares de cada cabello.

Medios

Para los cabellos lisos, la keratina es una de las mejores opciones para los cortes de este tipo de largo. Ahora, en el caso de que no se quiera hacer este tratamiento, lo mejor es que los shampoos y acondicionadores la tengan incorporada. Los masajes de hidratación son recomendables una vez al mes y ojalá con componente livianos como la macadamia.

Cortos

Aunque es el que menos productos necesita, a no ser de que sea muy rizado, los cabellos cortos corren el riesgo de verse poco luminosos si es que se aplica cualquier producto. Además que los shampoos, acondicionadores y mascarillas deberían ser sin sal –que protegen el cuero cabelludo–, una buena opción para mantener el cabello saludable en este caso es fijarse que entre los componentes esté la macadamia, ya que tiene propiedades calmantes, suavizantes y su resultado es liviano.

Tinturados

Este es el tipo de cabello que más cuidado debe tener durante todo el año. Asimismo, se recomienda un masaje de hidratación una vez a la semana –con algún producto profesional– y nunca después de que se ha tinturado (es mejor esperar al día siguiente). En cuanto a la materia prima ideal de la rutina diaria de belleza, el aceite de argán, que proviene del celebrado árbol de origen marroquí del mismo nombre, es uno de los preferidos y esto es en todos sus derivados, es decir shampoos, acondicionadores, mascarillas y aceites para las puntas. Rico en ácidos grasos, también tiene un destacado nivel de vitamina E, gran antioxidante y un poder de acondicionamiento capaz de lograr un resultado que va más allá del día en que se aplica. La luminosidad es otra de las beneficiosas consecuencias de su uso.

Rizados

La humectación que ofrece la manteca de karité, hace que el derivado de este árbol –que se encuentra en zonas de África– sea el más adecuado para los cabellos rizados, que además deben combatir el frizz con un resultado liviano. Brillo y suavidad también son parte de sus beneficios, así como protección en estos días en que nos acercamos más al sol. Algunos shampoos, acondicionadores y mascarillas, combinan el karité con coco –que tienen propiedades calmantes y regeneradoras–, potenciándose positivamente, además de llegar a un aroma delicado y fresco. Lo que sí hay que tener en cuenta es la concentración del karité, ya que mientras más rizado se requiere de mayor espesor. Otra recomendación es que sean productos sin sal, porque su resultado es más liviano. //@revistacosas

Leer articulo completo