17

nuevos articulos

viernes, 10 noviembre 2017
Publicado por

Benjamín Vicuña: "Mi amor por Eugenia y mis hijos es infinito"

El reconocido actor confiesa que, para él, el trabajo hoy ya no es lo más importante. Motivos le sobran. En pocas semanas más, será padre nuevamente y el próximo año se casará con Eugenia “China” Suárez. Acá nos cuenta el actual momento que vive que lo tiene lleno de felicidad.

Por: Jonathan Reyes, desde Buenos Aires / Fotos: Gabriel Machado para Machado Cicala Morassut / Styling: Belén Amorosi / Backstage: Juan Mansueto / Producción: Jimena Zamora.

Nos encontramos con Benjamín literalmente apenas se baja del avión que lo trae desde París a Buenos Aires. Como siempre, la ciudad porteña nos sorprende con una lluvia impresionante. El Hotel Four Seasons de Buenos Aires es el refugio ideal para sentarnos con el reconocido actor a conversar de uno de los momentos más importantes que vive: la espera del hijo o hija que tendrá con Eugenia “China” Suárez y el matrimonio que también se avecina.

Benjamín llega con el tono natural de su cabello, luego de que se lo tiñera rubio para interpretar a Eva Perón en la obra de Copi, el famoso dramaturgo argentino. Deja su maleta en recepción, porque una vez terminada la conversación con “Cosas” se dirigirá raudo a buscar a sus hijos al colegio para después encontrarse con Eugenia en la casa que comparten en las afueras de Buenos Aires. Un lugar que solo sus más cercanos conocen, rodeado de naturaleza y que, en estos meses, se ha convertido en testigo del embarazo de su mujer.

Benjamín llega feliz a Buenos Aires, tras una exitosa temporada de la obra que le impuso un desafío actoral importante. En España se encontró con el director Pedro Almodóvar, quien aplaudió de pie su actuación. Eugenia lo acompañó durante unas semanas en Europa. Ahí recorrieron playas y ciudades en una romántica estadía que mezcló trabajo y amor. En los próximos días se trasladará junto a Eugenia y su familia a nuestro país para grabar la película “Pacto de fuga”. Como siempre, muchos proyectos laborales giran en torno a él, aunque esta vez nos confiesa que el trabajo no es lo más importante en su vida. Mientras conversa, el actor se detiene a mirar las tres portadas que le llevábamos de “Cosas”, con Eugenia como protagonista de nuestro 41º aniversario. Ahí se detiene en la conversación, mira las fotos nuevamente y se queda en silencio y se le iluminan los ojos. “Estoy viendo cómo se va a desarrollar el año que se viene, pero te repito: hoy estoy en un momento en donde el trabajo, claramente, no es lo más importante. Seré nuevamente papá y eso me tiene feliz”.

–¿Cómo estás viviendo ese proceso?

–Siempre, enfrentarse a la paternidad es como la primera vez. Lo vivo con mucha ilusión, amor y contención mutua. Cuando te digo que es vivirlo como la primera vez es porque uno se enfrenta al misterio de la vida nuevamente. Estamos felices con Eugenia.

–Ella nos contó que había sido un embarazo planeado.

–Sí, está el deseo de querer honrar a la vida. Ambos creemos en la familia y esta es una muy linda noticia. Este es el camino que decidí tomar y estoy muy feliz por eso.

–¿Qué es lo que más te gusta de Eugenia?

–Es una mujer que llena la casa de risa, de amor, y mis hijos la aman. Con eso es suficiente. Independiente de que es una mujer joven y que está transitando su segundo embarazo, Eugenia es una mujer muy madura, porque empezó a trabajar desde muy chica. Es una persona muy fuerte y la admiro por eso.

–Dijiste que el trabajo no es lo más importante en este momento. Eugenia y Rufina te acompañarán a Chile mientras grabas la película.

–Sí, hay un tema importante de compañerismo entre nosotros. Ahora estuvimos un mes entre Francia y España. Esos días fueron maravillosos. Ambos entendemos nuestra relación así: tratamos de ser muy compañeros. Ahora vamos a estar todos en la filmación, porque mis hijos también vienen por 10 días, así que será muy entretenido. Eugenia ama Chile. Se lleva muy bien con mi familia. Y yo estoy feliz de poder compartir también estos meses con toda mi familia y amigos en mi país.

–Sabemos que la petición de matrimonio fue muy romántica.

–Sí, pero esos temas son más privados.

–¿Qué se gatilló en ti para pedirle matrimonio a Eugenia?

–El amor que le tengo es muy grande y sentí que es bueno darle una estructura a mi familia y a mis niños.

EL PLANO LABORAL

–Vienes llegando de Francia con un cierre muy exitoso de “Eva Perón”. ¿Cómo estuvo eso?

–Iba con cierto temor de que quizás la obra en estos lugares, por la dificultad del idioma y con escenarios desconocidos, no funcionara, pero la verdad es que comprobé que ella tiene un discurso universal que se hace presente o que es muy potente la lectura artística, más allá de la lectura política, que es lo que pasaba en Argentina. Fue una experiencia maravillosa. La obra emociona.

–Estuviste también en Madrid presentándola. Ahí te fue a ver Pedro Almodóvar. ¿Cómo estuvo ese encuentro con él?

–En Madrid estuve dos años trabajando, así que fue un reencuentro bonito con muchos amigos, como Hugo Silva y Javier Cámara. Al final, vi que en la platea estaba Pedro Almodóvar. Yo no sabía que él iría a la función. Fue muy emocionante. Le tengo una admiración y un respeto absoluto. Me dijo que le había gustado mucho la obra. Él conoce al autor, Copi, le gustó mucho la puesta en escena. Le pregunté por Chile y estuvimos hablando de algunas películas de Pablo Larraín que había visto. Me dijo que sentía que en Chile estaban pasando cosas muy potentes en el arte. Fue una experiencia increíble. Le dije que yo era un gran admirador de su trabajo. Para mí, fue un sueño poder compartir con él.

–¿Te gustaría ser un “chico Almodóvar”?

–Trabajé con Lola Dueñas, que filmó mucho con Almodóvar. Sé de su manera de dirigir y obviamente creo que a cualquier actor en el mundo le gustaría trabajar con Pedro Almodóvar. Él sigue siendo un director muy vigente. La sensación de terminar una obra en el Teatro Español y ver en el público a Pedro sonriendo y aplaudiendo para mí fue lo máximo. Le di las gracias por amar el teatro, porque es un tipo que ama las tablas y en sus películas constantemente cita al teatro.

–¿Este personaje de Eva Perón fue el desafío más grande de tu carrera?

–Sí. El actor permanentemente tiene que experimentar desafíos y espero que este no sea el último. El personaje de Eva Perón es icónico en este país y genera muchas susceptibilidades, por eso lo pensé mucho cuando me lo ofrecieron.

–¿Te dio miedo lo que se podía venir tras interpretarla?

–Sí, para qué te voy a decir lo contrario. Me dio miedo sobre todo la repercusión mediática, la mala leche y la mala intención. Siempre tuve confianza en el peso de la obra, con un gran guión y puesta en escena. La crítica fue buena, pero obviamente que despertó algún tipo de recelo en algunos sectores políticos que son más conservadores y que no pueden diferenciar el arte del fanatismo.

–¿Qué fue lo más fuerte que te dijeron?

–El dirigente sindical Pablo Moyano hizo un comunicado donde llamaba a no asistir a la obra porque, según él, hiere la fibra peronista. Hubo un escándalo importante. Yo no soy un provocador, reconozco que me dio miedo. Pensé en hablar con el director y decirle que lo mejor era que yo hiciera otro personaje, pero el equipo me hizo confiar y creer en la obra. Cuando esta obra se estrenó en Francia en los ’70 hubo un atentado el mismo día, por lo tanto el carácter y esencia de la misma es transgresora, genera una incomodidad. Que a 30 años de su estreno pasen situaciones polémicas con la obra es normal todavía. Hoy miro para atrás y pienso qué bueno que no me acobardé y seguí adelante con el personaje. La experiencia ha sido maravillosa. Este año me lo regalé para hacer exclusivamente teatro. El teatro no debe ser un arte complementario.

“UNA FUGA ÉPICA”

–Hablemos de “Pacto de fuga”, la película que ahora vas a grabar a Chile.

–Sí, es una película de David Albala, que es muy talentoso y sensible. El guión trata sobre la fuga épica e histórica de 49 prisioneros políticos el año ‘90 desde la Cárcel Pública. Hablo de épica, más allá del tema político, porque esta es una historia de libertad y de cómo un grupo de personas que no piensa igual se reúne e inventa este túnel para poder escapar. Mi personaje es León Vargas, un ingeniero que es el creador, de alguna manera, de esta operación. Es un tipo con pasado muy doloroso. Estoy contento con este proyecto, empezamos a filmar ahora en estos días en La Serena y Santiago durante ocho semanas.

–“Eva Perón” y “Pacto de fuga” son proyectos con un trasfondo político importante. En este punto de tu carrera, ¿te interesa tomar más proyectos que tengan un mensaje en ese sentido?

–Sí, pero siempre trato de diferenciar lo político de la politiquería. Casi todo tiene un gesto político. La película de Karadima y “Los Archivos del Cardenal” lo tuvieron en su momento. Trato de buscar proyectos que tengan un impacto en la sociedad y que contribuyan en algo.

–Precisamente, tenemos elecciones presidenciales y parlamentarias la próxima semana en Chile. ¿Cómo ves el panorama político?

–Al igual que muchas personas, sufrí un desencanto profundo con la política. Entiendo que es clave tener políticos, tener una opinión y poder elegir, por eso espero que poco a poco la clase política recupere la integridad. No puede ser que hoy ser político tenga connotaciones tan negativas, cuando el origen de la política tiene que ver con el servicio público. Acá en Argentina también hay una polarización importante en la política. Espero que los chilenos sigamos luchando por un país más justo.

–¿Hay algún candidato que te llame más la atención que otro?

–Amo profundamente a mi país y deseo paz y tranquilidad. Que la gente tenga trabajo y que haya crecimiento económico son temas claves, así como seguir aspirando a una educación gratuita y de calidad. Los temas de la infancia y la cultura me importan mucho y, en ese sentido, pocos candidatos han hecho un guiño real. Una de las razones de mi empatía original con la Presidenta Bachelet fue justamente lo mucho que se hizo por los niños. Yo soy Embajador de Unicef, siento que en su primer gobierno se hizo mucho en ese tema. Sin embargo, viví un desencanto y distanciamiento que espero poder superar, porque creo que uno debe involucrarse. Somos una generación que tiene que hacerse cargo //@revistacosas

Leer articulo completo