17

nuevos articulos

viernes, 10 noviembre 2017
Publicado por

Bienvenida a Buckingham, princesa Meghan

Actriz, norteamericana, divorciada, birracial y tres años mayor que Harry, Meghan es, según muchos, la mujer ideal para seguir adelante con la profunda transformación de la corona británica. Su media hermana y su ex marido, por otra parte, ya buscan formas de hacer rentable su relación con ella.

Por: Manuel Santelices / Fotos: Getty Images

Desde que Meghan Markle fue fotografiada por primera vez junto a su novio, el príncipe Harry de Inglaterra, durante los juegos Invictus en Canadá, y especialmente luego de su cándida entrevista y portada en Vanity Fair (“Wild about Harry!”), pocos dudan de que el anuncio oficial del compromiso sea inminente. Y aunque hasta el cierre de esta edición no había sucedido, la prensa británica ha decidido no solo que la actriz –o ex actriz, deberíamos aclarar, considerando que ya renunció a su rol en la serie “Suits”– está en ruta directa a Buckingham Palace, sino que ya está pensando en los detalles de su muy esperado matrimonio.

Aprovechando un video donde Meghan habla del vestido de novia ideal para el matrimonio de su personaje en la serie –una muy sexy abogado que se casa con su colega en un episodio que aún no se transmite–, la revista británica Hello! le pidió a un puñado de diseñadores que imaginara una creación nupcial que respondiera a los deseos de la potencial novia, algo “clásico y simple, con detalles especiales y romanticismo”.

De las “cascadas de tul y flores bordadas” de Sassi Holford a la “silueta ultra femenina” de Inés di Santo o el vestido “moderno pero grandioso” de Jacques Azagury, hubo sugerencias para todos los gustos, pero todos coinciden en que Meghan, a los 36 años, tiene todas las condiciones para lucir como la novia ideal, una novia de cuento de hadas.

El rumor en Londres es que Meghan y Harry ya están comprometidos. Como evidencia número uno está la reunión que ambos tuvieron hace dos semanas con la reina en Buckingham Palace, quizás el último y más importante paso antes de anunciar públicamente el noviazgo. Harry, informó The New York Post, se ha encargado de preparar personalmente a su novia para la pesada carga protocolar y de relaciones públicas que deberá llevar de aquí en adelante.

Según dijo el tabloide, fue él quien le explicó que lo mejor sería que hiciera una ligera reverencia frente a la soberana y la tratara de “su majestad” en un principio y luego como “Ma’am”, que es como la llama respetuosamente Kate Middleton hasta hoy. Él, en cambio, la llama “granny”.

La curiosidad natural que habría provocado cualquier novia de Harry ha aumentado significativamente en el caso de Meghan, que como actriz, norteamericana, divorciada, birracial y tres años mayor que su novio, es, por decir lo menos, un caso único en la historia de la familia real. 

¡Revisa el artículo completo en nuestra edición impresa!

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

Leer articulo completo