17

nuevos articulos

jueves, 16 noviembre 2017
Publicado por

Björk: El lujo de la creatividad infinita

La reconocida compositora y productora islandesa Björk, contestó a “Cosas Lujo” preguntas sobre los mundos posibles, la relación de su música con las artes visuales y la utopía del amor.

Texto: José Manuel Simián /Fotos: Maisie Cousins.

La irreprimible Björk se dispone a lanzar nuevo álbum este mes de noviembre. El sucesor del comentado Vulnicura tiene, como casi todas sus grabaciones, un título de una sola palabra: Utopia. Y tal como ese nombre sugiere, en él la artista islandesa explora la noción de mundos mejores y hasta perfectos desde todas las perspectivas que le resultan posibles, creando un paralelo musical a las letras: paraísos sonoros en que una orquesta de flautas navega sobre texturas electrónicas y todo parece posible, infinito y alcanzable a la vez. En cierta medida, Björk, co-componiendo y coproduciendo con el músico venezolano Arca (Alejandro Ghersi) logra demostrar que, para una verdadera artista, el mayor lujo es no poner límites a su creación y volcarse por completo a su arte.

–Has mencionado que Utopia es un álbum que habla sobre buscar nuevas realidades en medio de la era de Trump. Más específicamente, que “cuando sucede una tragedia, uno tiene que inventarse un mundo nuevo”. ¿Te refieres a una realidad emocional, a una política, o a ambas?

–Creo que la música pop sirve para eso. Es una forma de simplificar y a la vez conectar lo perso- nal con lo universal... Escribí, por ejemplo, una canción llamada “Declare Independence”, que es a la vez sobre alentar personalmente a alguien que está siendo oprimido en una relación de pareja, pero también escrita como islandesa, dirigiéndome a las islas Faroe y Groenlandia, alentándolos a rebelarse contra Dinamarca.
Pero también pienso que, para mí, la utopía es medioambiental. Desde que Trump renunció al Acuerdo de Cambio Climático de París estamos en una emergencia. Vamos a tener que definir nuestra utopía y luego hacerla realidad, pero eso no es todo, tenemos que encender nuestra imaginación y pensar en cómo hacer de inmediato un mundo que funcione con energía renovable.

–Fuiste muy clara en definir a Vulnicura, tu álbum anterior, como uno “de completa ruptura amorosa” (en cuanto al término de tu relación con el artista Matthew Barney). ¿En qué fue distinto el proceso creativo de Utopia y, de manera más amplia, cómo incorporas tus experiencias personales en tu arte?

–Vulnicura fue muy difícil de escribir, pero fácil de mezclar. Utopia fue al revés, fácil de escribir, pero difícil de mezclar, quizás porque Vulnicura fue construido con bloques conservadores, cuerdas y beats. Para Utopia formé un grupo de 12 flautistas en Islandia, todas mujeres, y durante año y medio nos juntamos en mi cabaña y ensayábamos y grabábamos. Escribí y modifiqué los arreglos, y los moldeé para tener 13 canciones con la mayor variedad de timbres de flautas posible. Creo que después de Vulnicura, que tenía melodías que no se movían mucho, y que además se pegaban al suelo y tenían cuerdas y un ritmo muy pesado, estaba muy entusiasmada de girar hacia algo esponjoso y lleno de aire y que fuera como fuegos artificiales explotando en el cielo. Había un montón de estructura y jerarquía en Vulnicura, la voz como una narrativa y el resto de los instrumentos a su servicio. Para Utopia realmente quería liberarme de todo eso y volver con una nueva estructura en la que cada nota fuera igualmente importante. Volver a la música.

–En la canción “Blissing Me”, del nuevo álbum, cantas sobre enamorarse, ese momento en que descubres a alguien. A riesgo de ser simultáneamente demasiado obvio y demasiado sentimental, ¿es el amor (entendido como el deseo de prolongar ese enamora- miento eternamente) la mayor utopía?

–El amor es un misterio que todos experimentamos de formas distintas. Y es diferente cada vez, pero cuando alguien está profundamente enamorado, escapa a la muerte. Se funde con la eternidad. Te ofrecen un andamio divino, algo que te rescata de la quebrada.

–En el extremo opuesto, en la canción “The Gate” –quizás uno de los momentos más frágiles del álbum– sintetizas los miedos que acarrea el comenzar una nueva relación. ¿De dónde viene esa canción, emocionalmente hablando?

–Siento que para mí es la continuación de Vulnicura. En el lugar en que se cura la herida de la ruptura, en el pecho, crece una puerta por la que puedes amar y ser amado. Así que es casi como un ejercicio kundalini en que se apagan las luces en tu columna y tú eres el que se enciende.

–¿Qué me puedes contar del proceso de composición de los arreglos para el álbum? Por ejemplo, la intrincada secuencia de flautas para la canción “Utopia”.

–Pasé mucho tiempo experimentando con los arreglos de flauta, y quería hacer una frazada peluda y de color durazno, que fuera como un textil irresistible y brillante. Pienso que todavía podría pasar otros 20 años haciendo arreglos de flauta para que quedaran perfectos. Creo que hay una razón por la que no existe música para 12 flautas y realmente disfruté el acertijo que significaba yuxtaponerlas contra los beats y los coros.

¡Te invitamos a revisar la entrevista completa en la edición impresa de Cosas Lujo - Noviembre!

Aquí te dejamos la canción "Blissing Me", tema de su nuevo disco Utopía:

 

Leer articulo completo