17

nuevos articulos

lunes, 29 octubre 2018
Publicado por

Jair Bolsonaro: el polémico presidente electo que promete salvar a Brasil

“Ultra derechista”, “racista”, “homófobo” y una “amenaza para la democracia”, son algunas de las calificaciones con las que Jair Bolsonaro fue caracterizado. Hoy, el ex militar de 63 años es el nuevo presidente electo de Brasil, con un 55,13% de los votos.

El día domingo 28 de octubre, las ramblas de Copacabana e Ipanema se tiñeron de verde-amarelo. El resultado ya se había dado a conocer: el “presidente por el cambio” (mensaje con el Bolsonaro se postulaba) había sido electo. La capital brasileña, ciudad en la que goza de muchos seguidores, se llenó de ruido y colores: cláxones y fuegos artificiales celebraban la victoria del candidato del Partido Social Liberal (PSL).

Jair Bolsonaro ganó en las 10 ciudades más ricas de Brasil, y en muchas de ellas arrasó frente a su opositor del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, logrando hasta ocho veces más votos. Además, lideró todas las encuestas de intención de voto de cara a la segunda vuelta, a pesar de su discurso completamente alejado de lo políticamente correcto. El candidato ultraderechista, quien no asumirá el cargo hasta el 1 de enero de 2019, logró una victoria a pesar de haber sido tildado de machista, racista, militarista y homófobo por sus detractores.

Algunas de las frases más controversiales del presidente electo son: "Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. No voy a ser hipócrita aquí. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí" (2011); "No corro ese riesgo porque mis hijos fueron muy bien educados" ( declaración emitida en 2011, en entrevista televisiva cuando se le preguntó cómo reaccionaría si alguno de sus hijos se enamorara de una mujer negra).

A pesar de ellas, Bolsonaro habría logrado capitalizar el cansancio de los brasileños respecto a la corrupción, la mala situación económica y la sensación de inseguridad del país en su campaña, según desglosa el analista político y Director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la Universidad Finnis Terrae, Alberto Rojas: “Hace 4 años, el desempleo en Brasil era de un 4,8% y hoy es de 12,1%. Por otro lado, en el tema de la criminalidad y la inseguridad, podemos afirmar que Brasil alcanzó cifras insólitas con un promedio de siete personas asesinadas por hora durante 2017: cerraron el año pasado con mas de 60.000 muertes violentas. Ese escenario ha echo que finalmente el electorado haya dado su predilección por Bolsonaro”, mencionó.

Entre sus propuestas de gobierno está reformular el Estatuto de Desarme que limita a los ciudadanos aportar un arma (en su programa electoral, el partido del ex militar define las armas como instrumentos, objetos inertes que pueden usarse para matar o salvar vidas; dependiendo de quien las maneje pueden contribuir a la reducción de homicidios). Por eso, Bolsonaro ha indicado que cada ciudadano debe tener derecho a tener un arma y a ejercer su derecho de “legítima defensa”.

Además, Bolsonaro busca dar derecho a los policías a ser protegidos bajo el amparo de la justicia mientras ejercen su profesión. En síntesis, si un funcionario hace uso de su arma, el crimen no sería punible ya que el policía lo habría cometido mientras ejercía su labor. En materias de educación, busca “acabar con el adoctrinamiento en las escuelas y la sexualización precoz existente en las aulas de clase””; esencialmente, lo que busca es volver a las disciplinas que existían antes en el país sudamericano.

Otras propuestas del candidato del PSL son otorgar penas de hasta 30 años de cárcel a personas que ocupan residencias o edificios deshabitados (personas sin tierra), poner una escuela militar en cada estado del país, y no otorgarle “ni un milímetro más de tierras a indígenas”, debido al creciente temor de que se conviertan en estados independientes dentro de Brasil.

Según Rojas, Jair Bolsonaro tendría que aprovechar este periodo en el que sigue siendo electo para ir generando alianzas políticas, ya que en la Cámara del Senado el PSL cuenta con cuatro de 81 asientos, mientras que en la Cámara de Diputados tiene 52 de 513. Por otro lado, tendrá que ir perfilando quiénes formarán parte de su gabinete, el cual tendría marcada presencia de ex militares.

El analista político llamó a no temer, ya que si bien Bolsonaro ha tenido un discurso muy radical, no va a querer perfilarse como un anti demócrata. “Una de sus primeras medidas a nivel de política interna será economía y seguridad. Su luna de miel va a ser corta, porque sus votantes están expectantes a soluciones” manifestó.

 

 

 

 

Leer articulo completo