17

nuevos articulos

lunes, 30 julio 2018
Publicado por

Diego Boneta: en la piel de Luis Miguel

Al cierre de esta edición de “Cosas”, no se había confirmado oficialmente si habría o no segunda temporada de “Luis Miguel, la serie”. Las expectativas son altas y el ánimo de parte de la audiencia quizás juega a favor. Por lo menos así lo percibimos en esta entrevista con Diego Boneta, quien interpretó con gran éxito al “Sol de México”.

Por: Francisca Olivares / Fotos: Gentileza Netflix

Uno de los grandes éxitos de este año ha sido “Luis Miguel, la serie”, un proyecto emitido en Chile por Netflix y en el que el mismo cantante, conocido como “El Sol de México”, ha estado involucrado con la intención de contar su propia historia sin intermediarios, lejos de rumores o especulaciones. Pese a ello, después de que se emitiera el último de los 13 capítulos, dejó en shock a una audiencia formada, en parte, por su público de siempre, pero también por un diverso grupo de personas –muchas que quizás ni siquiera eran fans del artista–.

El actor y cantante a cargo de interpretarlo fue el mexicano-estadounidense Diego Boneta (27), quien, además, participa como productor ejecutivo (y separó por un tiempo sus dientes para asemejarse aún más a Luis Miguel) y es considerado una de las cartas mexicanas más prometedoras en Hollywood, heredando un sitio hasta ahora ocupado por Salma Hayek, Gael García Bernal o Diego Luna, o por los tres grandes directores del cine mexicano actual, Alfonso Cuarón (“Gravedad”), Guillermo del Toro (“La forma del agua”) y Alejandro González Iñárritu (“Birdman”).

En un comienzo, poco antes del estreno de “Luis Miguel, la serie”, Boneta dijo que el material que usó de referencia fue el que tenía a mano, pero con muchas horas de estudio. Evidentemente, el desafío no era menor, ya que Luis Miguel es “una leyenda viviente”, como él mismo mencionó. La vida de “El Sol”, “Luismi” o “Micky” –así le decían sus más cercanos– siempre ha sido de interés público. Eso es algo que se ha dado por su constante halo de misterio y una imagen que mezcla aires de Acapulco, camisas blancas de lino abiertas, numerosos romances y una historia que parte a los 11 años cantando un son huasteca –“La malagueña”– en un programa de televisión de Ciudad Juárez, siempre bajo la atenta mirada de su padre, el polémico español Luisito Rey, y acompañado del amor y cariño de su madre, la italiana Marcela Basteri, que desapareció en 1986. 

Boneta también comenzó su carrera siendo un niño de poco más de diez años en el reality mexicano “Código Fama”, y luego apareció en la exitosa telenovela “Rebelde”.

Antes de “Luis Miguel, la serie”, ya había dado sus primeros pasos internacionales en la versión cinematográfica del musical “Rock of Ages”, junto a Tom Cruise, Alec Baldwin y Catherine Zeta-Jones. Actualmente se encuentra en España –y desde ahí contestó telefónicamente nuestras preguntas–, ya que es parte del elenco de la sexta parte de la saga “Terminator”, dirigida por Tim Miller, producida por James Cameron y protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y Diego Luna.

–¿Hay segunda temporada de “Luis Miguel, la serie” o no?

–Por lo pronto no hay nada confirmado, y te lo cuento porque nosotros terminamos de filmar en marzo de este año y el primer capítulo salió en abril. Entonces, la posproducción de la serie iba semana a semana y todo el equipo necesita tomarse unas vacaciones después de este maratón y antes de ver la posibilidad de una segunda temporada. Para muchos su día final de trabajo fue cuando se emitió el último de los episodios… es una locura entregar 13 capítulos en pocas semanas. Por eso no quisiera decir nada por ahora, y no te lo digo como actor, sino que siendo uno de los productores también.

–En el caso de que hubiera una segunda temporada, deberías estar interpretando a Luis Miguel en los años 90.

–(Ríe). Bueno, ya empecé como Luis Miguel en los 90.

–Pero solo hasta el año 92, cuando comienza y termina la serie. Queda toda esa década por delante…

–(Ríe de nuevo). No soy una persona a la que le gustan los ‘hubiera’ o los ‘pasaría’. Ahora estoy filmando “Terminator” y faltan cosas para que la segunda temporada de “Luis Miguel” sea una realidad. Obviamente, para mí la serie ha sido importantísima en mi carrera y en mi vida personal, pues estoy metido en ella desde el inicio. Yo jamás había estado involucrado desde los guiones, el “casting”, todo… Entonces, obviamente que hay un significado personal importantísimo. Pero vivo al día, no sé qué va a pasar en dos semanas, en un mes. Puede ser que me vaya a China... Es una vida muy loca, y ahora más que nada estamos todos celebrando el éxito de la serie, donde han sido dos años de trabajo sin parar. También es importante poder aprender qué salió bien o qué pudo haber salido mejor para seguir adelante.

–¿Tenían grabados dos finales, dependiendo del éxito que tuviera la serie? Porque en el último capítulo, llamado “No me puedes dejar así”, dejaron a toda su audiencia enganchada para una segunda temporada.

–¿Próxima temporada? Ese era el plan, ese era el plan… (dice en tono divertido). Ahora, si ven la serie otra vez se van a dar cuenta de muchas claves, muchas cositas que nosotros planteamos intencionalmente. Por eso, yo invito a la gente a que la vean de nuevo porque van a ver más de lo que ustedes creen. Eso les diría.

–¿Qué fue lo más difícil de interpretar a Luis Miguel?

–De lo que más referencia hay es de su música; todos saben cómo suenan las canciones de Luis Miguel. Todos conocen su música y, en mi opinión, es uno de los mejores cantantes de la historia. Fue un reto enorme. Poder contar con él como productor fue un honor y un privilegio, porque logró lidiar con todo.

–¿Y qué fue lo que más te emocionó de él?

–El lado sobre el que menos referencias hay, el más difícil, es su lado humano. En ese aspecto pude contar con él. Por eso, después del último capítulo, subí en Instagram una foto mía con él, agradecido por su confianza, su complicidad, sus anécdotas… Fue algo importantísimo, porque muchas veces cuando se hacen estas películas o series de este tipo los artistas ya no están vivos. Entonces, imagínate lo que habría dado Jamie Foxx por haberse sentado con Ray (Charles), aunque Jamie se llevó el Oscar. Eso fue algo que Luis Miguel y yo comprendimos instantáneamente, y fue una gran ayuda para mí. También poder prepararme con mi maestro de actuación, que es Juan Carlos Corazza, que es un genio, y contar con un director tan increíble como Humberto Hinojosa.

–Igual que Luis Miguel, tú partiste cantando siendo muy niño. ¿Has tenido que hacer tantos sacrificios como él en tu carrera?

–Aunque Luis Miguel y yo tenemos similitudes en el lado de la carrera, en el lado personal no. Mis padres no tienen absolutamente nada que ver con la industria, son ingenieros, y yo soy la única persona de mi familia que se dedica a esto. Aunque empecé a los 11 años con una carrera en México, siempre tuve un ancla con mi familia y hasta la fecha la sigo teniendo. Eso es una bendición y una fortuna enorme, pero no es algo que la gente pueda escoger. Creo que al hacer este personaje aprendí mucho, y a nivel artístico fue muy importante.

–¿Has vivido un amor tan importante como el que vimos de Luis Miguel con Erika en la serie?

–La inspiración más grande para todo artista viene de sus experiencias. Para mí es muy importante tratar de mantener el equilibrio entre el trabajo y el resto de la vida, los viajes, el conocer gente… Eso te va abriendo la mente, te va dejando cosas. Y sí, creo que el amor es lo más importante.

–Hay rumores de que tienes una relación con quien interpreta a Erika en la serie, la actriz mexicana Camila Sodi…

–Si hay algo que Luis Miguel y yo tenemos en común es que nos gusta tener una vida privada que se mantenga privada. Obviamente, siempre hay cosas que uno no puede controlar, pero mientras esté bajo mi control creo que, por respeto a mí y los demás, es importante que sea así. Camila es una amiga mía, nada más.

–En el New York Times se escribió un artículo donde te situaban como la próxima gran estrella mexicana de Hollywood. ¿Qué te parece?

–Un honor enorme y un gran halago. Es algo que ha sido un sueño de mi vida y por lo que llevo años trabajando, pero eso no quiere decir que necesariamente iba a ocurrir. Por eso me siento muy afortunado y estoy eternamente agradecido con el público. Ese artículo fue gracias a esta serie, y ahora creo que queda seguir con el hambre, seguir dándole, porque para mí no hay más felicidad que llevar no solo a México, sino que a los latinos a algo y demostrar que la podemos hacer donde sea. Podemos ser número uno donde sea. //@revistacosas

Leer articulo completo