17

nuevos articulos

jueves, 22 noviembre 2018
Publicado por

Doctor Carlos Galilea: Últimos avances en cirugía estética facial

El especialista es pionero en Chile de dos procedimientos faciales que prometen mejores resultados y una recuperación mucho más rápida. Revisa a continuación de qué se trata esta verdadera revolución médica que marca un antes y un después en la cirugía cérvico facial.

Conocido por su paso por el programa de televisión “Cirugía de cuerpo y alma”, el doctor Carlos Galilea vuelve a dar que hablar con dos nuevas técnicas faciales que vienen a revolucionar la cirugía estética de rostro. Se trata del tratamiento de las estructuras profundas del cuello (músculo digástrico y glándulas submandibulares) para una mejor definición cervical y la red hemostática facial, avances que el cirujano plástico comenzó a aplicar hace seis meses y cuyos resultados lo han sorprendido gratamente pues son más seguros, con menos complicaciones, mejores resultados y con una recuperación mucho más rápida para volver a la vida laboral, en comparación al lifting tradicional. Aquí detalla de qué se tratan.

Mejor definición del cuello

Existen nuevos avances que han cambiado la evolución de la cirugía estética facial. Uno de ellos es la definición del cuello mediante un lifting cérvico facial, donde se tratan las estructuras profundas de esta zona. “Antiguamente solo se trabajaba con la piel y el platisma, un músculo superficial en el cuello. Había buenos resultados, pero estos duraban muy poco (de seis meses a un año). Ahora se trabajan las estructuras más profundas, como el músculo digástrico, que se suturan junto con el platisma y la piel y, en algunos casos (aproximadamente el 20%), las glándulas submandibulares. Esto permite lograr una mejor definición del cuello y resultados más duraderos”, explica el miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica y de la Sociedad Brasilera de Cirugía Plástica.

Hoy, mediante este nuevo procedimiento, los efectos pueden durar incluso hasta 15 años. Tal como señala el doctor Galilea, esto se da al trabajar con las estructuras más profundas, logrando que la zona se vea mucho más natural. Asimismo, el profesional dice que no hay problema en practicar la técnica en personas que ya se realizaron un lifting con el método antiguo, pues “esto la mejora y complementa los resultados”.

Un rostro más rejuvenecido y natural

Pero la gran revolución de la cirugía estética facial viene de la mano de la red hemostática del doctor André Auersvald, amigo personal del doctor Galilea y quien le enseñó esta técnica en Brasil. ¿Cómo funciona? Una vez terminado el lifting, la sutura que se hace tiene la particularidad de que deja una malla en la piel. Esta especie de máscara, que une el colgajo con las estructuras profundas del rostro, disminuye el espacio muerto que antes quedaba entre la piel y el músculo, reduce la probabilidad de que aparezca un edema, evita la inflamación y hace que los resultados se vean mucho más rápido.

“Cuando un paciente se operaba con la técnica antigua, estaba cerca de un mes donde no salía porque el rostro quedaba muy hinchado. Ahora, con esta malla que no es más que una sutura, se elimina el espacio muerto, con lo cual hay menos edema y menos inflamación. Los resultados se ven entre los 7 y 10 días”, relata el experto. Si bien puede parecer un poco chocante el tema de las suturas, el especialista asegura que no quedan marcas. “Se retiran 48 horas después de realizada la cirugía y a los cinco, siete días ya no quedan rastros de los puntos, no se nota absolutamente nada”.

La complicación más frecuente en el lifting cérvico facial es el hematoma postoperatorio, que se da entre un 3 y un 14% de los pacientes. “Como cirujano plástico, que realicé la técnica tradicional por 25 años, tenía una incidencia de un 4%, pero la red hemostática permite reducir esta incidencia a cero”, aclara. El doctor Auersvald, con más de mil 500 casos operados, eliminó la complicación más importante del lifting cérvico facial, lo que es toda una revolución para este procedimiento.

El que existan mejores resultados, que sean más duraderos y que existan menos complicaciones hace que esta cirugía se pueda realizar incluso de manera ambulatoria. Antes se dejaba al paciente hospitalizado una noche en caso de que apareciera el hematoma, lo que no sucede actualmente. Con ello se disminuyen los costos del lifting, al evitar la noche cama. “Antiguamente incluso dejábamos drenajes, ahora ni siquiera es necesario”, puntualiza.

El doctor Galilea se encuentra realizando estos procedimientos hace seis meses y está gratamente sorprendido. Para él existe un antes y un después de poner en práctica estas técnicas. “Todos los beneficios que te mencioné anteriormente hacen que las personas se recuperen mucho más rápido y que se reincorporen a su vida cotidiana en menos tiempo”, afirma. Independiente de esto, el especialista recalca que no se trata de una cirugía menos invasiva, sino que con los avances se disminuye la complicación más frecuente.

Por último, el doctor Galilea señala que ambas técnicas se pueden practicar con otros procedimientos faciales, como los párpados o una rinoplastia, lo que se determinará luego de una evaluación para determinar riesgos y la idoneidad del paciente.

Av. Kennedy lateral 5118, piso 8, Vitacura
Tel.: (2) 2219 9707
www.carlosgalilea.cl
[email protected]

Leer articulo completo