17

nuevos articulos

viernes, 29 diciembre 2017
Publicado por

Entrevista a Roberto Méndez

Dice que el triunfo de Piñera resucitó la idea de que los chilenos quieren crecimiento, y que la tesis de que había un malestar contra el modelo quedó debilitada. A su juicio, la centroizquierda fue pulverizada.

por: Claudia Álamo

Al día siguiente de la elección presidencial, Roberto Méndez ya tenía armada una presentación con su análisis de los resultados. Las preguntas que dejó el holgado triunfo de Sebastián Piñera, los escenarios que nunca llegaron –como que sería una disputa estrecha, voto a voto–, la ausencia de puntos cardinales, de encuestas para ir tanteando cómo venía la mano electoral, y la tesis de que el antipiñerismo iba a ser un virus que afectaría la opción del ex Presidente, circularon como certezas durante varias semanas.

Nada de eso sucedió.Votaron más chilenos (7 millones) que nadie esperó. ¿Qué privilegiaron los ciudadanos? ¿Qué parte del discurso de la centroizquierda no les cerró? ¿Qué representó Piñera? ¿Qué tan consistentes y disciplinados fueron los votos del Frente Amplio? Muchas preguntas dando vueltas y pocas certezas todavía. Aquí, este experto electoral, que viene leyendo el país desde hace décadas, entrega su análisis.

–¿Por qué ganó Piñera? De la primera vuelta, salió casi derrotado y ahora triunfó holgadamente...

–Creo que la noticia no es solamente que ganó Piñera y la centroderecha, sino lo rotundo que fue el resultado. Piñera ganó con tan amplio margen que superó todas las expectativas, y es el evento más difícil de explicar, y el más interesante. El mensaje político es muy fuerte.

–¿Y cuál sería ese mensaje? Muchos sos- tienen que Piñera ganó porque ajustó su discurso y se abrió a mantener las reformas...

–Piñera logró presentar un mensaje que, a pesar de las concesiones que hizo en la segunda vuelta, mantuvo su promesa central de volver al crecimiento, de retomar el bienestar que el país había tenido. Ahí hay un primer mensaje que caló en un importante sector de la población.Y no solamente en los sectores altos de Las Condes y Vitacura, sino que en todo el país. Su triunfo más fuerte fue en regiones. Su mensaje fue transversal.

–¿Dirías que la sociedad se derechizó?

–No. Aquí hay una sociedad mucho más pragmática. Sería un error pensar que hoy tenemos un 55 por ciento de los chilenos que es de derecha. Quien saque esa conclusión está cometiendo un grave error. Lo que sí hay es que tres millones ochocientos mil personas votaron por Piñera. Y creo que, en parte, es un rechazo, un cansancio con la Nueva Mayoría, un castigo a su división.También es un rechazo a la política.

–Eugenio Tironi sostiene que Bachelet no fue derrotada porque, finalmente, Piñera se movió hacia mantener sus reformas...

¡Sigue leyendo esta entrevista en nuestra edición impresa!

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

Leer articulo completo