17

nuevos articulos

jueves, 13 septiembre 2018
Publicado por

El esperado musical: La novicia rebelde

La historia que ha cautivado a decenas de generaciones gracias a su música y libreto que entremezcla el amor, las risas, las melodías y los horrores de una guerra, ha sacado aplausos en todo el mundo tanto en su formato de novela literaria, como en el cine y el teatro. Esta vez, Santiago podrá presenciar su musical que promete ser todo un éxito de taquilla. Aquí, le contamos quiénes eran la familia Von Trapp y cómo, desde el anonimato, saltaron a la fama en todas las latitudes.

Por: Bernardita Cruz

“Salzburgo, Austria. Durante los últimos días felices de los años 30”. Así comienza la trama de la película “La novicia rebelde” que Robert Wise dirigió en 1965 y que cuenta la historia de una aspirante a monja bastante peculiar, representada por Julie Andrews, y de cómo, con guitarra en mano, llega como institutriz a revolucionar a la familia Von Trapp, encabezada por Georg, un estricto viudo, capitán de la Marina Imperial, que criaba a sus hijos como si estuvieran en un frente naval. Una historia no solo de amor, sino también de esperanza en medio de la ocupación nazi.

“The sound of music” se basó en un libro que relata la historia de esta familia que sí existió en la vida real, claro que con algunos personajes y episodios que fueron adaptados para el cine. Por ejemplo, María y el capitán tuvieron tres hijos más, además de los siete que tenía él de su primer matrimonio.

Tampoco era tan real la relación idílica de la novicia con los niños. Incluso, el año pasado se rechazó la idea de poner una calle con su nombre en su ciudad natal, ya que era conocido su modelo educativo. El informe oficial detalló que mediante insultos destruyó la confianza en sí misma de una de sus hijas y que, en más de una oportunidad, les daba fuertes palizas a los pequeños.

Otro dato que no se menciona es que la mansión en la que vivían no era majestuosa como la que retrata la película y, menos aún, que la perdieron en medio de la crisis económica en la que, como la mayoría de los europeos, se vieron sumergidos por los estragos de la guerra.

Y bueno, jamás arrancaron del nazismo cruzando Los Alpes hasta llegar a Suiza, sino que, con la excusa de dar conciertos en otros lugares, se fueron en tren a Italia, luego a Inglaterra y, posteriormente, llegaron en barco a los Estados Unidos.

Fue precisamente en ese país que la historia de froilan María cobró tal fuerza que Broadway la llevó a sus tablas con exitosas funciones que han estado por décadas en cartelera y en la 20th Century Fox. El resultado fue una superproducción ganadora de cinco premios Oscar, tres Globos de Oro, exhibida en los cinco continentes, traducida a decenas de idiomas y que, en el año 2001, fue seleccionada para su preservación en el National Film Registry. Además, es el largometraje musical más visto de todos los tiempos.

DETRÁS DE LAS CÁMARAS

Llevar la historia de Georg, María y los niños Liesl, Friedrich, Louisa, Kurt, Brigitta, Marta y Gretl, no fue una tarea fácil. A pesar del éxito que había tenido el libro y las aplaudidas funciones en formato musical, costó dar con el elenco adecuado y más de alguna vez, la producción se encontró con inevitables contratiempos como, por ejemplo, que a uno de los más pequeños del clan se le cayeran los dientes en plena etapa de filmación.
Conseguir una casa filmográfica tampoco fue una tarea fácil. Incluso la Universal la rechazó.

Pero, sin duda, lo más difícil fue definir quiénes darían vida a esta película. El papel de María, no fue pensado en un comienzo para Julie Andrews, sino para la actriz que por ese entonces interpretaba ese papel en Broadway. Sin embargo, por diversos problemas los planes cambiaron.

En el rol del Capitán, Christopher Plummer tampoco era la primera opción, sino que era Dean Martin.
Plummer, además, tenía una muy mala relación con el resto del elenco y, según se contaba por aquella época, se refería a “The sound of music” como “The sound of mocus”.

Y las canciones también sufrieron modificaciones. A las populares “Do-re-mi”, “Sixteen Going On Seventeen”, “The Lonely Goatherd”, “So Long, Farewell” y “Edelweiss”, se les incorporó otras como “I have confidence” en medio de la filmación.

La cinta fue grabada en los estudios de la 20th Century Fox y los exteriores en el mismo Salzburgo, donde actualmente existen tours especiales que muestran a los turistas las distintas locaciones, como la glorieta en la que Liesl y Rolf se prometen amor eterno, la mansión que se muestra en un comienzo, el palacio Leopoldskron que pareciera ser la parte trasera de la misma mansión, la abadía, las escalinatas y el cementerio. Precisamente, en uno de esos sitios, en la película se muestra a la verdadera froilan paseando con dos de sus hijas.

Además, para ver otros parajes del filme, existen viajes al lago Salzkammergut rodeados de enormes montañas. Todos lugares que le han significado a Austria millones de dólares en ganancias.

DE BROADWAY A CHILE

En el mundo de las tablas, la novela de la familia Von Trapp también ha tenido éxitos en su formato musical. A Broadway llegó en el año en 1959, antes de hacerlo a Hollywood, cuando una actriz leyó la novela y propuso representarla. El estreno fue en el Lunt-Fontanne de Nueva York, donde se realizaron casi mil quinientas funciones. Seis premios Tony confirmaron su éxito.

En los siguientes años, el musical ha sido llevado a teatros en distintas latitudes del mundo, como en Londres donde estuvo en cartelera en el Teatro Palace durante seis años.

Ahora es el turno de Chile ya que desde el 29 de septiembre y hasta el 21 de octubre, el musical “La novicia rebelde” cobrará vida en el Teatro Municipal de Las Condes, bajo la dirección de Eduardo Yedro y producido por Luis Fierro Producciones. En los roles principales estarán Milagros Andaluz como María y Santiago Meneghello como Georg, quienes se unirán a una veintena de reconocidos artistas que darán vida a esta historia cargada de acordes, amores, risas, llantos y melodías. //@revistacosas

Leer articulo completo