17

nuevos articulos

martes, 24 enero 2017
Publicado por

Estrías: ¿cómo combatirlas de forma natural?

A veces, los costosos y sofisticados tratamientos contra las estrías no superan los resultados proporcionados por los productos naturales.

Las estrías se producen cuando las fibras de la piel se rompen. Usualmente aparecen como consecuencia de la metamorfosis que sufre el cuerpo, especialmente el femenino, a lo largo de su vida, como la adolescencia, el embarazo y los cambios de peso. Éstas se localizan principalmente en zonas como abdomen, senos, glúteos, y piernas. Por esta razón, se vuelve incesante el propósito de erradicarlas. 

Aceite de linaza

Conocidos son los beneficios de la semilla de linaza, pero un subproducto de este alimento es el aceite, que utilizado sobre la piel agrietada por estrías ayuda a disminuirlas considerablemente. Se debe untar el producto y de forma circular masajear sobre la zona afectada. Para este tratamiento hay que ser constante y se verán resultados. 

Claras de huevo

Realizar este tratamiento durante unas semanas potenciará la disminución de las estrías ya que las claras de huevo contienen aminoácidos y proteínas. Se debe batir una clara de huevo hasta que quede a punto de nieve. Luego aplicarla sobre las estrías y déjala secar. Limpiar e hidratar. 

Aloe vera

El aloe vera nutrirá la piel para así disminuir visiblemente las indeseadas estrías. Se debe hacer una pasta de la pulpa de esta planta, junto a una parte igual de aceite de oliva y germen de trigo. Aplicar la mezcla en la zona afectada dos a tres veces por semanas, con movimientos circulares.

Que tu alimento sea tu medicina

Es importante la alimentación balanceada para un tratamiento contra las estrías. Los especialistas dicen que los alimentos que se ingieren generan ácidos en el cuerpo, por lo que es necesario una correcta eliminación de toxinas. 

El germen de trigo contiene altas dosis de vitamina E y silicio, que ayuda a restaurar la piel y mantenerla lisa. Los vegetales verdes como las espinacas, el brócoli, la acelga y la lechuga contienen luteina que ayuda a proteger la piel. Los duraznos, el melón y las naranjas ayudan a mantener la hidratación de la piel, y una piel hidratada es la mejor protección contra los daños. 

Leer articulo completo