17

nuevos articulos

viernes, 20 octubre 2017
Publicado por

Eugenia "China" Suárez: "El amor siempre es más fuerte"

No bastaba con una portada. La belleza de esta actriz vale por tres. Por eso, celebramos nuestro 41° aniversario con tres portadas distintas dedicadas a esta preciosa mujer. Se vienen meses movidos para ella. En poco tiempo más, dará a luz al niño o niña que espera junto a Benjamín Vicuña. Fue su hija Rufina quien se percató de su embarazo. También darán el sí en dos ceremonias. Nos cuenta que se casarán en Buenos Aires y en Santiago. La pareja supo avanzar ante los obstáculos. “En mi casa hay paz”, confiesa Eugenia.

Por: Jonathan Reyes / Fotografía: Gabriel Machado para Machado Cicala Morassut / Producción: Jimena Zamora / Maquillaje: Bettina Frumboli / Pelo: Juan Manuel Cativa de Mala Peluquería / Ropa: China by Antolin

Llueve en Buenos Aires, el día está ideal para acostarse y ver películas. Eso hizo Eugenia Suárez luego de ir a dejar a su hija Rufina al colegio. Pareciera ser que la vida de la actriz dio un giro inesperado. No estaba acostumbra- da a pasar la “fiaca” como le llaman en Argentina al hecho de no hacer nada por un rato. Su agenda siempre copada de trabajo, eventos y viajes se detuvo por un momento. Para muchos, fue inesperado. Para ella no. El embarazo de seis meses fue algo planificado con su pareja, el actor Benjamín Vicuña, y aquí la tenemos nuevamente protagonizando no una, sino ¡tres portadas! de nuestra Edición Aniversario por los 41 años de “Cosas”. “Siempre he tenido una muy linda experiencia con esta revista. Cuando estuviste en mi casa en Buenos Aires la vez anterior me hicieron sentir muy cómoda. Me encanta Chile y me encanta ‘Cosas’. Me pone muy feliz ser la portada de este número tan especial para todos”, confiesa. Nos cuenta que no le da culpa dormir más que antes, porque cuando trabaja lo hace sin parar. Ha pasado un año y medio desde que conocimos a Eugenia. Su rol protagónico en la película “El hilo rojo” le cambió la vida. Ahí conoció a Benjamín y aunque el comienzo no fue fácil, los momentos complicados quedaron atrás. Hoy, la pareja consolidó su amor, llevan un año viviendo juntos en una gran casa en las afueras de Buenos Aires. Serán padres y se aproxima un matrimonio que ya nos adelanta se celebrará con dos íntimas ceremonias en Argentina y Chile. Eso sí, Eugenia no se detiene.

–¿Cuáles son tus próximos proyectos laborales?

–Al principio del embarazo se me generó un poco de ansiedad, estoy acostumbrada a trabajar desde que soy muy chica. Soy un poco hiperquinética con el tema laboral. Ahora me lo he tomado con más calma porque el embarazo pasado trabajé hasta los ocho meses. Hoy estoy disfrutando del embarazo en el sentido que quiero estar más conectada con el bebé. Estoy haciendo un par de campañas y sigo con mi colección de ropa China by Antolin, lo que me mantiene bastante ocupada. Estoy feliz y disfrutando de mi embarazo. El año que viene de seguro volveré a trabajar, pero depende de las ganas que tenga una vez que la espera termine. Hay una opción de volver al teatro y hacer una comedia musical. Hay una película dando vueltas también.

–¿Cómo te enteraste de que estabas embarazada?

–Este es un embarazo buscado, hace varios meses que queríamos ser padres. Fue Rufina quien se dio cuenta. Mi hija me miró la panza y me dijo “mamá tienes un bebé en la panza”, como diciéndome cómo no lo sabes , si es obvio. Ahí le dije, “Rufi, hay que esperar porque los médicos dicen que hay que aguardar unas semanas”, pero la verdad es que fue bien divino. Quedé sorprendida. Con los días, me empecé a sentir distinta. Me vino un hambre voraz, los primeros tres meses fueron terribles en ese sentido, me lo quería comer todo. Por suerte, ahora me he controlado (se ríe).

–¿Cuál fue el antojo más extraño que tuviste?

–¡Era antojo de todo! (se ríe). No me reconocía, porque yo no soy de comer mucho. Como siempre lo que quiero, pero no en grandes cantidades. Nos acostábamos a dormir y a las dos de la mañana yo quería comerme un sándwich y un postre. Por suerte fueron los tres primeros meses.

–En ese sentido, ¿cómo te estás cuidando en este embarazo?

–Nada, soy un desastre. Por suerte en mi casa hay escaleras, porque es la única actividad física que hago. No me quedo quieta. Subo, bajo, ordeno los muebles. Me dijeron que tenía que hacer yoga, pero no hago nada.

¡Revisa la entrevista completa en nuestra edición impresa!

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

Leer articulo completo