17

nuevos articulos

viernes, 10 agosto 2018
Publicado por

Familia Real de España: ¿Crisis?... ¿Qué crisis?

El rey Felipe y su familia ponen buena cara a los malos tiempos durante sus vacaciones en Palma de Mallorca.

Por: Manuel Santelices / Fotos: Getty Images • Instagram

Envuelta en una serie de escándalos y controversias, la familia real española llegó la semana pasada a Palma de Mallorca para tomar unos días de vacaciones. Este no es un descanso –esos que el rey y su familia toman en privado–, sino una actividad oficial de larga tradición que sirve, más que nada, para proyectar una imagen más humana, cercana y unida de la monarquía. Para eso el rey Felipe, la reina Letizia, y las infantas Leonor y Sofía posaron en la patio central del palacio veraniego de Almudaina, felices y sonrientes, vestidos en perfectos tonos marítimos azul, blanco y beige, como si su única preocupación fuera encontrar el bronceador adecuado. La reina Sofía se unió al grupo poco después, paseando por las calles con sus nietas, comprando helados, hablando con la gente... tan, tan amable que uno jamás imaginaría el año que ha tenido que soportar.

Debajo de tanta placidez se esconde un caos. Aparte del encarcelamiento del cuñado del rey, Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina; del bochornoso papelón que la reina Letizia y su suegra protagonizaron a la salida de la misa de Pascua de Resurrección, cuando la monarca le impidió a Sofía fotografiarse con sus nietas, y la siempre escandalosa relación del rey emérito Juan Carlos con su “amiga especial”, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, se suma ahora el rumor de un divorcio.

De acuerdo a parte de la prensa española, la relación de los reyes no va bien y estarían al borde de la separación. Otros, en cambio, aseguran que la reina está embarazada. Por supuesto, la casa real no confirma ni desmiente estos rumores, dejando la puerta abierta para todo tipo de elucubraciones.

De acuerdo a la conocida periodista y escritora Pilar Eyre, el rey emérito ha insistido en más de una oportunidad a su hijo que se separe de su mujer, la última vez después del episodio entre Letizia y Sofía en la iglesia. “Felipe, coño, divórciate de una vez! ¿Adónde vamos a llegar?”, le habría dicho según Pilar, un comentario que comprensiblemente no le cayó muy bien a Letizia.

Como sea, ahí sigue la realeza española. De pie, aún. Sonriendo, aún. Y en crisis, aún. //@revistacosas

Leer articulo completo