17

nuevos articulos

martes, 9 octubre 2018
Publicado por

Festival de cine de San Sebastián: cien estrellas bajo el sol

“Entre dos aguas”, del español Isaki Lacuesta, obtuvo el galardón máximo en el importante festival de cine español, mientras el argentino Benjamín Naishtat fue escogido como mejor director por “Rojo”, el thriller protagonizado por el chileno Alfredo Castro.

Por: Manuel Santelices / Fotos: Getty Images

Cada festival de cine tiene su propia personalidad. Venecia y Cannes son el epítome del glamour europeo; Toronto es todo business y profesionalismo; Sundance es la meca independiente, y San Sebastián, como quedó demostrado en su versión número 66 clausurada el sábado pasado, es diversión, gastronomía y sex appeal. Es el único festival donde la inigualable Rossy de Palma podría recibir un premio culinario de la cocina vasca con una bandeja de frutas en su cabeza.

Este año, San Sebastián confirmó una vez más su creciente rol como peldaño importante en la carrera a los Oscar y los Globos de Oro, los galardones máximos que Hollywood entrega todos los años. A estas alturas, ningún director, actor o productor que pretenda llegar hasta la meta en esta temporada de premios puede saltarse una visita a esta hermosa ciudad al borde del Golfo de Vizcaya y, por lo mismo, al menos por unos días, la ciudad se convirtió en el corazón indiscutido del cine internacional.

Dos de las películas más anticipadas de este año se presentaron en el festival: “Roma”, dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón y reciente ganadora del León de Oro en Venecia, y “First Man”, de Damien Chazelle, protagonizada por Ryan Gosling y Claire Foy, que cuenta la historia de Neil Armstrong, el primer hombre en poner un pie en la Luna.

Robert Pattinson y Juliette Binoche estuvieron presentes con “High Life”, un thriller de ciencia ficción dirigido por Claire Denis, que hizo su debut con su primera película en inglés. La tensión, violencia y distopia de esa película se repitió en otros títulos, quizás como reflejo el momento sociopolítico actual. Peter Strickland exhibió su película “Fabric”, sobre un vestido maldito que arruina la vida de todas quienes lo usan; Rodrigo Sorogoyen presentó su estudio político “The Realm”, y el argentino Benjamín Nashtat llegó con su film noir “Rojo”, protagonizado por Darío Grandinetti, Andrea Frigerio y Alfredo Castro, obteniendo el galardón al mejor director .

Si Netflix causó interés con “Roma”, Amazon hizo algo parecido con el estreno de “Beautiful Boy”, la película de Felix Van Groeningen que habla sobre un adolescente y sus adicciones y que tiene a Timothée Chalamet y Steve Carell como estrellas. A estos gigantes del streaming se unió en esta oportunidad Movistar Plus, que presentó dos series originales: “Gigante” y “Arde Madrid”.

El festival fue inaugurado con “El amor menos pensado”, la película argentina de Juan Vera protagonizada por Ricardo Darín –un favorito de San Sebastián, que el año pasado recibió el premio Donostia a la trayectoria– y Mercedes Morán como una pareja que después de 25 años de matrimonio decide separarse. El filme ha sido descrito como una “comedia dramática”.

Igual como ocurrió hace unas semanas en Venecia, San Sebastián hizo esfuerzos este año para ponerse a la altura del movimiento #MeToo, no solo firmando una declaración de equidad de género, sino presentando en una de sus secciones –el Fórum de Coproducción Europeo-Latinoamericano– una mayoría de películas realizada por mujeres. En total, el 34 por ciento de los filmes participantes en el festival fue producto de creatividad femenina, incluyendo la mexicana Lila Avilés con “La criada”, y la chilena Pepa San Martín con “Happiness”, protagonizada por Paulina García.

El premio Donostia de este año pertenece a Judi Dench, la legendaria actriz británica que también presentó su nuevo filme, “Red Joan”, dirigido por Trevor Nunn e inspirado en la vida de Melita Norwood, una espía inglesa que durante décadas colaboró con la KGB. //@revistacosas

Leer articulo completo