17

nuevos articulos

sábado, 1 julio 2017
Publicado por

Fibromialgia: Una enfermedad silenciosa

El pasado viernes 12 de mayo fue el Día Internacional de la Fibromialgia, una desconocida condición que afecta a casi el 2 por ciento de la población en Chile.

Revisa también especial piel: Cuidados para mantenerla saludable

¿Cuántas veces no hemos escuchado la frase “me duele todo”? Generalmente es una exageración de nuestra parte tras haber realizado ejercicio, luego de una noche de baile o por una gripe. Sin embargo, para un porcentaje de chilenos –entre 1 y 2 por ciento–, sentir dolores en todo el cuerpo no es un cliché, más bien es parte de su día a día. La fibromialgia es un trastorno que causa dolores musculares y fatiga, además de dificultad para dormir, calambres, dolores de cabeza o incluso problemas de memoria. “Resta mucha calidad de vida”, dice el doctor Raúl Ríos, CEO de RegenGroup, sobre esta desconocida condición. “Al día de hoy, no se sabe a ciencia cierta qué es y no se puede afirmar con certeza cuál es la causa real de la fibromialgia. No obstante, gracias a recientes estudios, existen determinadas causas asociadas con la enfermedad, como estrés, infecciones, déficit nutricional, herencia familiar, debilidad del sistema inmune,artrosis y reumatismo”, explica.

Aunque es una patología que afecta principalmente a mujeres (cerca del 90 por ciento), también se ha detectado en hombres e incluso adolescentes y niños. Aun así, sigue siendo una enfermedad que tiene muy poca visibilidad y casi el 90 por ciento de quienes la padecen se mantienen sin diagnóstico, por eso la importancia del Día Internacional de la Fibromialgia, que se conmemora este 12 de mayo. “El diagnóstico es clínico y se explora al paciente mediante análisis de sangre, radiografías y otras pruebas complementarias que permitan la exclusión de enfermedades con síntomas parecidos. Según el Criterio de Diagnóstico de la American College of Rheumatology, debe existir presencia de dolor generalizado, afectando ambos lados del cuerpo –izquierdo y derecho–, así como por encima y por debajo de la cintura, de más de 3 meses de duración, junto con la presencia de al menos 11 de los 18 posibles puntos dolorosos a la presión”, afirma el Dr. Ríos.

MEJORAR LA ALIMENTACIÓN
Pese a los avances de la medicina tradicional, aún no existen tratamientos farmacológicos que curen este síndrome, y solo se pueden atacar los síntomas predominantes con analgésicos y antiinflamatorios. La buena noticia es que hay métodos alternativos que pueden ayudar a mejorar el malestar y el Dr. Ríos nos entrega las siguientes recomendaciones:
• Comer alimentos con magnesio, como espinacas, lechugas, espárragos, germen de trigo y levadura de cerveza.
• Comer alimentos con selenio como ajos, cebollas, pepinos, naranjas, manzanas.
• Ingerir alimentos con calcio como leche, queso, yogur.
• Comer alimentos con vitamina C como frutas cítricas, cerezas y fresas.
• Consumir suplementos de coenzima Q10 que producen una mejoría significativa a los síntomas del dolor, cansancio, ansiedad y memoria.

TERAPIA CON CÉLULAS MADRE
Aunque el doctor Raúl Ríos es enfático en decir que aún hay mucho por investigar, el CEO de RegenGroup explica
que en las enfermedades autoinmunes “existe un fallo en la tolerancia inmune y, con ello, una hiperactivación de los distintos elementos del sistema inmunológico, de lo que se deriva un estado de inflamación crónica y un potencial daño multiorgánico. Los fármacos empleados en la actualidad para el tratamiento de este grupo de enfermedades son agentes con mayor o menor efecto inmunosupresor, con importante toxicidad sistémica y potencial riesgo de infecciones oportunistas. Se han descrito en distintos estudios las propiedades inmunomoduladoras de las Células Madre Mesenquimales (MSCs, encargadas de formar tejidos), características que las hacen candidatas a ser empleadas en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes”. De hecho, él nos cuenta que se están haciendo estudios para determinar el efecto del tratamiento con las mencionadas células en patologías como el Lupus y la Esclerosis Sistémica, arrojando resultados positivos.

[Foto:cuidadores.unir.net]

Leer articulo completo