17

nuevos articulos

viernes, 23 marzo 2018
Publicado por

Héctor Morales: "No estoy dispuesto a transar mi libertad"

El actor se prepara para estrenar “Swing”, una película que trata sobre las relaciones y el amor en esta era moderna. A propósito de eso, acá habla de monogamia, amor y de sus fuertes compromisos en el área social ante un país en constante evolución.

Por: Jonathan Reyes / Fotos: Bárbara San Martín / Maquillaje y pelo: Eva Tangol

La gente que conoce de cerca de a Héctor Morales siempre se pregunta cómo el actor se las arregla para hacer tantas cosas a la vez. Desde nuevos y apasionantes proyectos laborales, pasando por el deporte y sus compromisos con diversas causas sociales. Es que siempre ha sido así. De chico nunca fue el más mateo del curso ni el más popular, pero siempre era el que se destacaba de alguna forma. El año pasado fue muy intenso en materia laboral para el intérprete. Cine, teatro y televisión coparon su agenda. Antes de terminar su contrato con TVN por la teleserie “Wena Profe”, estuvo a cargo de la conducción del programa del área cultural de la misma estación, “Zoom Urbano”, y también dirigió la película “Un día cualquiera”, lo que le demandó mucho tiempo. Por eso, y a diferencia de muchos actores, Héctor ha sido valiente en su decisión de no aferrarse por mucho tiempo a ningún canal que le pueda dar un contrato estable. Es que pareciera ser que, para él, la falta de ataduras es clave a la hora de crear. “Me gusta la libertad de poder evaluar los proyectos que voy a realizar cada año. Tengo la suerte de estar recibiendo propuestas en distintas áreas y eso lo valoro enormemente. Creo que tener compromisos contractuales eternos con los canales coarta mi libertad. Estoy dispuesto a transitar por un camino más difícil, si es necesario, pero no estoy dispuesto a transar mi libertad, y esto no solo es en el ámbito profesional, es la misma libertad con la que me enfrento a la vida, a mis relaciones y como he vivido hasta hoy. En realidad si lo pienso bien, en mi vida he hecho lo que he querido”, explica el reconocido actor. Está consciente de su rol como figura pública y de lo que, de alguna forma, puede aportar a lo que considera justo. Es común verlo en campañas por los derechos civiles. Cuenta que, desde su plataforma del arte, es un ente activo que busca aportar a cambiar conceptos y realidades. “Lo que me mueve a nivel social es remover todo lo que atenta contras las libertades. No me gusta que alguien venga a decirnos lo que tenemos que hacer o cómo vivir. Creo que mi aporte frente al tema de la inmigración, por ejemplo, es hacer una obra de teatro en la que hay tres actores haitianos que son mis compañeros de trabajo. Eso es lo que siento que tengo que hacer hoy”, cuenta. Y así está ahora, listo para estrenar una nueva película que habla del amor y las relaciones en estos tiempos que corren. Terminó su contrato con TVN, pero no por eso deja de tener una opinión de la situación que se vive al interior de la señal pública.

–¿Cómo ves la crisis al interior de TVN?

–Es súper fuerte, porque desde hace tiempo no sentía que la industria estuviera en un momento tan crítico y complejo. Hoy TVN está dando la pelea y vive el presente en lo que hace. Tengo la sensación de que el canal era el negocio del barrio en el que todos confiábamos y de repente instalaron dos malls con muchas alternativas, con mucha plata y muchas posibilidades. Creo que el país y los espectadores cambiaron de forma potente. Esa identidad que estaba definida para todos, se encontró con un mall de 20 pisos.

–¿Quiénes son los culpables de que TVN esté hoy así?

–Es una mezcla de factores. Nuestros espectadores se han vuelto más exigentes. Antes la gente se sentaba a ver tele a las ocho de la noche. Ya no pasa mucho eso.

–Pero hay un canal, como MEGA, que a esa hora sigue teniendo más de 20 puntos de rating…

–El más alto rating está en la noche. Efectivamente a MEGA le va mejor en la tarde, pero creo que el público que era fiel a TVN cambió. Hoy ese es un público más adulto. La gente joven no está conectada con la TV abierta. Creo que el aporte que pueda recibir TVN de una inyección de capitales es importante y ese capital debe ser bien administrado. Conozco gente en otros canales y creo que en TVN existe el poder de las personas que trabajan ahí, hay una conexión con su lugar de trabajo que no existe en otras partes. Son personas que llevan mucho tiempo trabajando ahí. Entendamos también que ahí existía un área dramática muy potente que migró a otros canales.

–¿Y a ti te han llamado de MEGA?

–En algún momento tuve algunas conversaciones, pero ya no. Creo que lo que pasa dentro de TVN es su gran poder. El canal no tiene que salir a buscar a gente que repiense su rol. Deben poner atención a los grandes talentos que existen ahí. Lo que se vive día a día en nivel creativo es muy interesante. En el canal no estamos haciendo hamburguesas, estamos trabajando en el área de ficción desde lo creativo y eso siempre ha estado ligado al tiempo necesario para hacerlo bien.

¡Lee la entrevista completa en nuestra edición impresa!

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

Leer articulo completo