17

nuevos articulos

martes, 12 junio 2018
Publicado por

Heraldo Muñoz: “Están surgiendo liderazgos que van a desafiar a la elite”

Hace gala de haber sido criado en Estación Central y haber llegado alto. Dice que eso lo motiva para querer presidir el PPD y generar cambios desde allí. Desde su experiencia, señala que hay una burbuja en la elite que se está rompiendo.

Por: Claudia Álamo / Fotos: Bárbara San Martín

Heraldo Muñoz pudo haber aceptado propuestas de prestigiosas universidades internacionales y ser un ciudadano del mundo, pero optó por quedarse aquí y competir para presidir el PPD, un partido que recibió un duro golpe en las elecciones parlamentarias del año pasado y que parece haber enfriado su relación con esta nueva sociedad. Heraldo no se cuenta cuentos y sabe que, si gana, el desafío de volver a llevar al PPD a un lugar de influencia no será una tarea menor.

El ex canciller de Michelle Bachelet entiende que el mundo está viviendo un cambio epocal. “Tenemos un déficit de liderazgo internacional como nunca antes. El mundo está cada vez más complejo y, a diferencia del pasado, donde había liderazgos como el de Estados Unidos y la Unión Europea, hoy están desarticulados”, sostiene con su expertise en materias internacionales.

–¿Por qué se quedó en Chile? Pudiendo ampliar la mirada, ¿no siente que achica el zoom postulando a presidir un partido?

–Lo hice porque tengo un compromiso con el PPD. Soy uno de sus fundadores. Pero, además, porque nací y me crié en Estación Central y de verdad siento que tengo que devolver lo que he recibido. Es decir, logré llegar hasta donde estoy gracias a la educación pública y gratuita. Soy un agradecido; reconozco mis raíces. Y soy parte de un partido progresista que, justamente, aboga por una educación pública, gratuita...

–¿Eso es lo que lo mueve: activar más la meritocracia?

–Es que este no es solo un compromiso porque vengo del mundo meritocrático, sino también porque mucha gente me llamó por teléfono para decirme: “Si tú postulas, yo trabajo por ti”. Es gente que estaba pensando en irse... Yo quiero contribuir a recuperar la mística y fuerza de un partido progresista para Chile.

–¿Y no siente que el PPD pasó un poco de moda?

–No. Lo que pasó es que Chile cambió y el PPD no cambió. Es necesario ponerse al día y plantear propuestas cercanas a las aspiraciones de la gente.

–¿No están conectados con las aspiraciones de la gente?

–No. Creo que cometimos un tremendo error en nuestra campaña presidencial al no haber impulsado el crecimiento económico, el empleo y la seguridad ciudadana... Son temas clave para la gente.

–Parece que lo entendió bien Sebastián Piñera, ¿no?

–Por eso digo que fue un error no tomar esos temas que le importan a la clase media, a los sectores menos acomodados. Es en las poblaciones donde está el narcotráfico, los tiroteos, la falta de seguridad. Y, claro, un partido progresista tiene que estar en esos temas y proponer –como lo hacía el PPD en el pasado– temas audaces como lo fue la ley de divorcio, el desarrollo sustentable...

–Pero la gente eligió a la derecha. ¿Cree que fue solo porque sintonizó mejor?

–Creo que nosotros no vimos los éxitos que logramos, como eliminar pobreza, crear nuevas capas medias que han podido enviar a sus hijos a la universidad, tener un vehículo, una casa propia. Hoy, esas personas quieren estabilidad, seguridad, porque viven en el temor de volver a caer en la pobreza. Y escucharon a un candidato que les aseguraba estabilidad. Entonces, la gente tuvo temor a optar por una candidatura que no le hablaba de esos temas.

–¿Piñera les quitó banderas a ustedes en la izquierda?

–Pienso que hay una actitud inteligente del Presidente Piñera de tomar banderas que tradicionalmente han sido del progresismo. Él es pragmático. Habló de los temas que sabía que le interesaban a la gente, porque hizo buenas encuestas, tenía focus groups. Fue una campaña más organizada, en ese sentido.

–¿Diría que con Piñera hay una derecha distinta?

–En el mundo se ha ido esfumando la diferencia entre izquierdas y derechas. Hoy es mucho mejor hablar de progresismo versus conservadurismo. Y pensando en el PPD, es perfectamente posible concebir una transversalidad progresista que pueda ir desde el Frente Amplio hasta sectores de la derecha moderada.

–Pero da la impresión que la gente está mirando el progresismo en el Frente Amplio...

–Bueno, ese progresismo liberal es lo que yo quiero recuperar para el PPD. Te hablo de un progresismo liberal, donde caben ecologistas, feministas, socialdemócratas, izquierdistas también. Ese fue el gran mérito que tenía el PPD: ser un partido inteligente, que lograba aunar distintas expresiones.

–¿Y cuándo perdió esa inteligencia?

–La fue perdiendo a través de los años. Primero se declaró un partido instrumental. Después un partido ciudadano. Más adelante, se definió como un partido de centroizquierda, y finalmente quedamos en un partido de izquierda. Por tanto, se buscó tener un perfil más izquierdista que los partidos tradicionales de izquierda.

–¿Trataron de ser más como el PC?

–No sé si más izquierdistas que el PC, pero lo que pasó es que fuimos perdiendo la diversidad. Mucha gente se sintió incómoda en el PPD y se fue. Algunos se fueron a su casa, y otros al Frente Amplio.

–Ese progresismo que usted anhela, ¿es el mismo que bajó la candidatura de Ricardo Lagos? ¿Habría voluntad para tener una izquierda más moderada?

–Es que no quiero hablar de una izquierda más moderada. En el PPD caben izquierdistas más clásicos y también liberales. Esa ha sido una de las acciones más inteligentes del Frente Amplio: su diversidad.

–¿Y cómo se logra?

–Yo quiero ser presidente del PPD con la siguiente idea: radicalismo cultural. Es decir, ser radicales en los cambios culturales que el país necesita. Pero, al mismo tiempo, tenemos que ser razonables en las propuestas políticas. Con esas dos cosas podemos atraer a la gente.

–¿En qué parada ve a su mundo de izquierda? ¿Se encapsuló?

–Quizás hubo mucho ideologismo por parte de algunos partidos.

–¿Incluye al suyo?

–Por cierto. Yo no habría votado por declarar al PPD como un partido de izquierda. Aquí caben socialdemócratas, ecologistas, feministas, liberales izquierdistas, pero liderados por una visión progresista. Porque esto no puede ser una montonera. Eso es lo que aspiro a encabezar.

–Cuando Lagos bajó su candidatura, dijo que podía venir una ola de restauración mercantilista y conservadora que podía durar muchos años. ¿Coincide?

–Bueno, esa es la intención que tiene la derecha: gobernar por 8 o 12 años más. Y ahí están los Kast, los Ossandón, los Allamand. Nuestra obligación como progresistas es enfrentar ese escenario con mayor unidad y sintonía hacia lo que la gente demanda. Debemos recuperar la confianza que perdimos.

–También deben levantar nuevos liderazgos, ¿o no?

–Los liderazgos van a surgir. Falta mucho tiempo.

–¿Y a usted le tienta ser candidato presidencial?

–No. No está en mis planes ser candidato presidencial.

–Ante la ausencia de liderazgos, ¿ve a la Presidenta Bachelet de vuelta?

–(...)

¡Lee la entrevista completa en nuestra edición impresa!

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

[Foto: Publimetro]

Leer articulo completo