17

nuevos articulos

martes, 20 marzo 2018
Publicado por

Kikuo Ibe visitó nuestro país

En 1983, cuando los relojes eran esencialmente frágiles, concretó el sueño del joven ingeniero Kikuo Ibe. "Quiero crear un reloj que no se rompa, incluso si se cae", un reloj que asombró al mundo con un concepto que desafió la lógica convencional de la época, creando así una nueva categoría en el mercado: el reloj resistente. Ibe nunca imaginó que su invención se convertiría en leyenda y celebraría 100 millones de unidades vendidas en todo el mundo en 2017.

El creador de los llamnados relojes indestructibles visitó Chile para celebrar el gran legado de G-SHOCK durante los 35 años llenos de innovación, tecnología, diseño y, por sobre todo: resistencia.

¿Por qué eligió nuestro país para visitarlo? ¿Las condiciones actuales hacen que Chile sea un polo interesante para su mercado?

Para nosotros el mercado latinoamericano es muy importante y dentro de esos, Chile es de los países más importantes donde queremos difundir la esencia Gshock. Para nadie es noticia que Chile crece cada vez más económicamente y se transforma en un importante lugar para desarrollarse e insertarse en la industria.

¿Qué le gusta de Chile? ¿Ha podido conocer algo de nuestro país?

Me encanta Chile por su paisaje: montañas, playas y lindo paisaje, la comida es muy rica también. Es tranquilo a pesar de que intenten decirme que es estresante - jajaja - Además, hay mujeres muy lindas por acá, estoy sorprendido.

Ha dicho que quiere que las nuevas generaciones no se den por vencidas y enfrenten las dificultades. ¿Cuáles fueron esas principales dificultades que usted tuvo que enfrentar?

La prueba más difícil en mi vida fue inventar el primer reloj indestructible y todo su proceso que tardó dos años de arduo trabajo de ingeniería. Muchos fracasos pero con un gran resultado. Me gustaría que todos supieran que el fracaso también construye el éxito y el no darse por vencido es algo que en mi cultura se enseña mucho, me gustaría llevar eso a todas partes del mundo.

En esta visita también presentó el modelo colaboración por estos 35 años junto al artista local Marlon Parra. ¿Qué le gustó de este artista para trabajar con él?

Marlon tiene mucho gusto en la moda y además es adhoc para la marca con el diseño de sus tatuajes, yo lo admiro mucho desde que conozco su trabajo. Le encantan los diseños más orientales y estuvo feliz de colaborar con nosotros, fue increíble lo que plasmó en el reloj.

¿Cuál cree que ha sido el aporte de su marca para el hombre de este milenio?

Creo que aporta en la durabilidad y funcionalidad, antes los hombres cambiaban de reloj constantemente por fallas técnicas. Hoy el reloj G–SHOCK realmente se adapta al hombre, lo acompaña y no tiene que sacárselo para realizar sus actividades favoritas, además de aportar siempre un diseño elegante que lo destacará donde quiera que vaya.

Leer articulo completo