17

nuevos articulos

Lunes, 10 Abril 2017
Publicado por

La esquina

Cristina Hadwa

Hace un tiempo que buscaba un lugar para adoptarlo y asentar una habitud. Cerca de donde vivo han aparecido en los últimos años buenísimas apuestas de cafeterías y tiendas que te hacen más fácil la vida, sin tener que acercarte a las moles cerradas. Pero tuve que ir un poco más lejos para encontrarlo.

Unos días atrás luego de ver una película del Femcine en el Gam, con una amiga quisimos ir a tomarnos un café. Yo conocía cafeterías y salones de té en el sector, los de Lastarria, de la calle Merced o Mosqueto, pero mi amiga me dijo que ella conocía un café llamado Cocteau por ahí cerca. La seguí, era solo a unos pasos, en la esquina de Miraflores con Santo Domingo. Yo iba un poco reticente, ya que ponerle el nombre de uno de los más grandes artistas del siglo XX les dejaba la vara bastante alta.

Al detenerme enfrente, incluso antes de sentarme, supe que ese iba a ser un espacio en el que me convertiría en habitué. Es una esquina, una especie de remanso de paz en medio del ajetreo del centro de la ciudad, un cuadrado que se forma al ángulo de dos edificios y que alberga un grupo de arboles que le dan sombra a las mesas instaladas. Cada fachada pertenece a una cafetería, por un lado Cocteau y por el otro Leerte.

La primera vez fui al Cocteau, la carta es simple pero bien completa, especialmente en lo que se refiere a viennoiserie, con croissants, pain au chocolat o muffins siempre sabrosos y súper frescos ya que tienen ahí mismo la panadería, lo que permite además llevarse a casa una crujiente baguette o un pan con semillas, todo con mezcla de masa madre. Luego fui al Leerte, que a diferencia de su vecino es más colorido y como lo hace adivinar su nombre, los libros tienen un lugar privilegiado. También con un menú simple pero variado, este sigue la línea literaria ofreciéndonos por ejemplo un desayuno Novela o una once Antología.

Siempre que ando cerca y no tanto paso por ahí, ya que además de los buenos productos y la agradable atención, estos dos cafés resaltan esta esquina que te hace abstraerte y disfrutar un momento bajo los arboles de sus terrazas sin moverte del corazón de la ciudad.

 

 

Leer articulo completo