17

nuevos articulos

lunes, 14 agosto 2017
Publicado por

#LOSTREINTA: Historias reales en la era del postamor

Jonathan Reyes

Julieta es una estupenda soltera, en sus treinta, y vive en un departamento soñado, con patio incluido, junto a dos amigas. Obvio, todas solteras. La mayoría de mis amigas son como Julieta.

Julieta: –Jon, tengo una cita el sábado (hoy todo gira en torno a las citas, virtuales o reales). Invité a este tipo a un matrimonio (otra de las fobias sociales de los solteros y solteras del mundo es llegar a un matrimonio sin pareja).

Yo: –Genial, ¿quién se casa?

Julieta: –Nadie, una mentira que inventé para poder salir con él.

Yo: –Ok, esto es peligroso. Estamos a miércoles y el matrimonio es el sábado. ¿En qué momento pasó por tu cabeza inventar algo así?. Uno ha inventado cosas para salir con alguien, pero querida, a este nivel no…

Julieta entra en una pequeña crisis de ansiedad. No puede comer dulces porque es muy yerbas y sus frutas deshidratadas las dejó en el departamento.

Julieta: –Ayúdame a buscar una excusa para salir de esta.

Yo: –¿Y si matas a la mamá de la novia?

Julieta: –Puede ser una alternativa. (Esto se empieza a poner muy peliculón de Álex de la Iglesia).

A la semana siguiente…

Yo: –¿Cómo te fue en el no matrimonio? ¿Agarraste el no ramo?

Julieta: –Al final, le inventé que me enfermé del estómago.

Yo: –¡Qué sexy!…

Julieta: –Igual nos vimos el fin de semana, pero no creo que la cosa fluya… No hubo mucha química.

Quizás Julieta no se dio la oportunidad de conocer más allá a su cita. En un mundo donde todo es desechable, donde no pasas del like, donde basta con bloquear de whatsapp para no saber más de la persona, donde no ves más sus historias de Instagram, todo es mucho más fácil. Hoy Julieta viaja por Europa mientras escribo estas líneas. Hoy Julieta está con alguien y está feliz.

Leer articulo completo