17

nuevos articulos

martes, 13 junio 2017
Publicado por

Melania Trump: La creación de una primera dama

El velo de misterio que cubrió a Melania Trump durante la campa- ña presidencial de su marido y los primeros cien días de su presidencia, comenzó, suavemente, a desaparecer durante la gira que ambos realizaron a Europa y Medio Oriente. Es cierto que la Primera Dama todavía no ha dado un discurso significativo, que sus apariciones oficiales pueden contarse con los dedos de una mano, y que, para efectos prácticos, sigue siendo poco más que un objeto decorativo junto a Trump. Pero ya se adivinan trizaduras en su muro protector. La primera, observada en directo por buena parte del mundo, fue cuando instintivamente rechazó tomar la mano del Presidente a su llegada a Tel Aviv, desatando, una vez más, rumores de que su matrimonio no funciona bien.

Instalada ahora en Washington, después de que su hijo Barron terminara su año escolar en Nueva York, Melania ha tenido éxito en crear una imagen de estabilidad dentro del caos, defendiendo cuando es necesario a su marido, aunque sin mucha pasión. Aparte de eso, su rol se remite a visitas a hospitales, recepciones para mujeres y, lo más importante, a una maternidad aplicada, amorosa y devota, lo que le ha evitado controversias y le ha permitido mantenerse al margen de las críticas que rodean a Trump y su Casa Blanca.

Su estilo personal también ha comenzado a ser apreciado, y aunque todavía existen legiones de diseñadores que se niegan a vestirla, hay otros como Michael Kors y Ralph Lauren que han visto las ventajas de hacerlo. Dolce & Gabbana se ha convertido en una de las marcas fundamentales en su guardarropa, como quedó en evidencia cuando llegó a una visita a Taormina durante la reunión del Grupo de los 7, enfundada en un magnífico abrigo bordado de esa maison avaluado en 51 mil dólares.

Puede que Melania sea la Primera Dama, pero no ha olvidado su otro importante rol: mujer trofeo.

Leer articulo completo