17

nuevos articulos

viernes, 9 marzo 2018
Publicado por

Melania Trump: Sonrisa de hielo, mano de hierro

La Primera Dama de Estados Unidos ha enfrentado una serie de comentarios y escándalos en forma estoica y firme. La noticia de que su marido le había sido infiel con una “porn star” poco después del nacimiento de su hijo Barron, creó en la pareja una nueva crisis que aparentemente ha sido superada.

Por: Equipo “Cosas” / Fotos: Getty Images

El “State of the Union” –el Estado de la Unión– es probablemente el discurso anual más importante para el Presidente de Estados Unidos, el único que ofrece con los tres poderes del gobierno reunidos: Ejecutivo, Judicial y Legislativo. Es una rendición de cuentas, una batalla política, un show de orgullo democrático y, en su última versión, realizada el 31 de enero pasado, fue también una escena de revancha conyugal.

Rompiendo con toda tradición, la Primera Dama Melania Trump llegó en un auto separado de su marido, el Presidente Donald Trump, y acompañada en cambio por un atractivo marine en uniforme. Su elección de guardarropa –un simple pero elegantísimo traje blanco de Dior con blusa camisera al juego–, también fue motivo de comentarios, porque a algunos les recordó el color de las sufragistas feministas y, a otros, el traje blanco que Hillary Clinton usó frecuentemente durante su campaña presidencial.

¿Estaba la Primera Dama enviando un mensaje al país? No necesariamente, pero sin duda le estaba enviando un mensaje a Trump que, como se había descubierto semanas antes a través de una investigación periodística del Wall Street Journal, no solo le había sido infiel con una “porn star” cuyo nombre artístico es Stormy Daniels, sino que lo había hecho apenas unas horas después del nacimiento de su hijo Barron, cuando Melania se encontraba todavía en reposo después de haber dado a luz. Trump, de acuerdo al periódico, pagó a través de sus abogados 130 mil dólares a la actriz durante su campaña para que se mantuviera en silencio. A eso hay que agregar la aparición un artículo en The New Yorker la semana pasada donde se asegura que, por esos mismos días, Trump mantuvo un affaire con Karen McDougal, una ex conejita Playboy.

El episodio sumó una gota más al pozo de rumores que sigue a los Trump por todas partes. Desde el día de la inauguración de la presidencia, cuando Melania y Donald lucieron visiblemente distantes en algunas fotos, ella a menudo triste y cabizbaja, e Internet se repletó de memes con el llamado #SaveMelania, ha existido a su alrededor una ola de sospechas respecto a que su relación no es la mejor. Durante su visita oficial a Israel el año pasado, las cámaras de televisión captaron a Melania rechazando la mano de su marido a la bajada del avión, y según el escandaloso libro “Fire & Fury” de Michael Wolf, la Primera Dama recibió la noticia del triunfo de Donald con lágrimas en los ojos de lamento y desesperación.

Síguenos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

Leer articulo completo