17

nuevos articulos

martes, 26 octubre 2010
Publicado por

Nathalie Nicloux y Natalia Valdebenito : Chicas corrosivas

Son talentosas, rápidas, irónicas y muy amigas. Estas mujeres, que abandonaron hace un tiempo “El club de la comedia”, hoy están haciendo de las suyas en el estelar de TVN, “Animal Nocturno”. Además, Natalia está en el late “A/Z” de martes a jueves. A continuación, sus historias.

Por: Carolina Honorato C. / Fotos: Bárbara San Martín.

De que tienen talento, no hay duda. Y está claro que ambas poseen el don de la improvisación. Basta con verlas en alguna de sus actuaciones en el programa de Felipe Camiroaga, donde les aflora la ironía a más no poder, con un humor que ha conquistado a los televidentes.
Todos concuerdan en que Nathalie es muy histriónica y Natalia tiene la habilidad de convertir lo aburrido en algo gracioso. Se complementan a la perfección. Además de que son muy amigas.

club de la comedia
Natalia Valdebenito es actriz y se hizo muy conocida en el programa “Cabra chica gritona” en Via X. Luego estuvo en “El club de la comedia”. Tras renunciar, se fue a TVN. “También, pertenezco a la compañía de teatro de improvisación llamada ‘Dijo la Otra’, y el 5 de noviembre estrenamos ‘Impro Gay’, obra de improvisación con temática gay, con mucho humor, crítica social, coreografías, brillo y música en vivo”, cuenta.
Nathalie también es actriz. Y hoy está full entre el canal y la radio... “Tener amigos y familia”.
–¿Por qué decidieron irse del “Club de la comedia”?
Natalia: –Me fui porque no me sentía bien trabajando ahí y con los años he aprendido a huir de donde no soy feliz. En general siempre siento que estoy de paso en todo lo que hago, me ahogo si la vida es igual siempre. Eso se iba a acabar para mí, sí o sí, en algún momento. Si me quedo pegada, me muero del aburrimiento.
Nathalie: –Yo me fui porque éramos un grupo de gente que ya no se entendía y personalmente no tenía sentido seguir así.
Buenas para reírse de todo
–¿Cómo se forjó la amistad que tienen?
Natalia: –De forma muy natural. Trabajando nos llevamos bien y nos respetamos mucho. Además, lo pasamos bien juntas. ¡Nos reímos mucho!
Nathalie: –Por afinidad en el trabajo.

club de la comedia

–¿Qué aporta cada una en esta dupla de humor?
Nathalie: –Todo lo que tengo a mano.
Natalia: –Creo que ambas tenemos una manera particular de ver lo que pasa a nuestro alrededor. Mi aporte podría ser que me resulta inevitable reírme de todo, hasta de lo que uno no debiera reírse.
–¿Cuál es la fortaleza de cada una?
Natalia: –Sin duda reírme de mí misma.
Nathalie: –Tengo demasiadas fortalezas. No sabría por dónde empezar (se ríe).
–¿Es verdad que Natalia transforma una historia aburrida en algo gracioso y Nathalie es tan histriónica que casi no necesita palabras?
Natalia: –Nathalie es muy divertida y talentosa. Por mi parte, aporto la ironía. Creo que las dos lo pasamos bien haciendo la pega, y eso se proyecta.
Nathalie: –Eso lo dices tú y suena bien.
–¿Qué rol cumple cada una en “Animal Nocturno”?
Natalia: –Somos dupla, hablamos ambas por una misma voz. Nuestro rol es aportarhumor, llevar a un punto de relajo a temas y personajes del mismo programa, relajar a Felipe y a todo aquel que se siente en ese sillón donde amontonan a los invitados (se ríe).
Nathalie: –Ambas buscamos que la gente pase un buen momento.
–¿Cómo son las intervenciones que hacen en el programa?
Nathalie: –¡Son divertidísimas!
–¿Qué vetas del humor y actuación sienten que aún les falta explorar?
Natalia: –No sé… Supongo que me falta mucho de todo. No dejo de hacer teatro y me siento afortunada por tener tanto trabajo. No me imagino sin actuar, así es que me esforzaré para que no me falte nada por hacer cuando sea una vieja ridícula.
–¿Cómo trabajan sus libretos? ¿De dónde salen las ideas?
Natalia: –De la vida misma, de las noticias, del Presidente, de los famosos, de la gente de la farándula ¡y de nuestras cabezas enfermas!
Nathalie: –Nuestras ideas salen de todas partes. Todo sirve, lo que le pasa a una, al otro, al de al frente, al amigo, al enemigo... Y los libretos los trabajamos con mucho amor.
–¿En la vida funcionan así: con humor negro, ironías, etc.?
Natalia: –Absolutamente, si no, se me hace muy difícil todo. No creo que todo sea importante ni que sea tan terrible… Con los años me siento más desconfiada, pero más protegida y segura. No creo en muchas de las cosas que todos comentan y alaban. ¡No le creo a nadie!
–¿Sienten que a los chilenos les falta humor?
Natalia: –Sí, les falta humor y amor propio, humor y conciencia social, humor y lectura, humor y discusión. Nos falta ser autocríticos. Nos resulta muy fácil pelar lo feo que vemos en el otro, pero mirarnos y reírnos de los que somos nos resulta una ofensa. Hay que pasarlo bien incluso con lo que no nos gusta. Ahí aparece el humor. Cuando todo te empieza a importar poco o lo que merece que te importe. El chileno en general es grave, muy delicado, por eso existen organismos que censuran de manera tan expedita y sin problemas. Porque tapar la boca todavía parece ser la solución para no pensar. El humor es una forma de pensar y manifestarse. De eso no hay que olvidarse.
Nathalie: –El chileno tiene humor para reírse del otro, no de él mismo.
–¿Siempre tuvieron esa capacidad de improvisación?
Nathalie: –Supongo.
Natalia: –No sé, creo que hay actores a los que les resulta más fácil representar un texto que improvisar. Por mi parte, llevar a cabo cosas que escribo es entretenido y otro camino totalmente distinto al teatro o la televisión tradicional. La improvisación te exige estar lúcido y atento, dispuesto y plenamente despojado del ego. Si estás dispuesto a esto, es posible pasarlo muy re bien.
–¿Qué les gustaría hacer juntas, a mediano plazo?
Natalia: –Me encanta trabajar con la Naty, me siento muy identificada con ella y su forma de ver la vida como mujer. Obvio que me gustaría seguir trabajando con ella. Una vez nos imaginamos un programa hecho por las dos… ¡Sería una locura!
Nathalie: –Por lo pronto, estamos abocadas a “Animal Nocturno”.
–¿Alguna improvisación sobre Felipe Camiroaga, oda o pelambre…?
Natalia: –¿Pelambre? ¡Jamás! Todo lo que quiera decir lo haré en su presencia. Es un personaje lleno de mitos y una persona muy afable.
–¿Tienen algún referente en el humor?
Natalia: –En general, no soy buena para sacarle el molde a algún cómico gringo –o de donde sea– y luego hacerlo chileno para poder hacer reír. Busco en mí. Ser natural y honesta es parte de mi forma de ver esto. Pero me he dado cuenta de que, aunque uno no tenga la intención, siempre se parece a algo hecho por otros. La otra vez estuve viendo el trabajo de Maitén Montenegro y Gloria Benavides, en sus primeros años en el humor, y con toda la distancia y el respeto, espero alcanzar la calidad de esas mujeres.
Nathalie: –Todo sirve y cuenta sobre todo cuando es gente mayor que tú y con más experiencia por lo mismo. Siempre hay que escuchar y ver.
–¿Y en la actuación?
Natalia: –Referentes, no; admiración, sí: Meryl Streep, por allá lejos. Y aquí en Chile me encantan Gloria Münchmayer, Coca Guazzini, Claudia Celedón, varias... En general me caen todas bien.

Leer articulo completo