17

nuevos articulos

jueves, 7 diciembre 2017
Publicado por

Navidades de la Realeza: Esplendorosa Tradición

Ya empezamos a prepararnos para Navidad y muchos están atentos a las peculiares costumbres de las realezas europeas, que por lo general tienen sesiones de fotos especiales, discursos que se emiten por televisión y pregonan buenos deseos para el mundo.

Por: Francisca Olivares

Las fiestas de fin de año para las casas reales van desde lo más íntimo –ya sea en medio de situaciones complicadas como separaciones o peleas familiares o en la más pura alegría– a lo más público, respondiendo al protocolo y las responsabilidades que exige ser miembro de una monarquía.

En su grado máximo, las fiestas para la nobleza involucran mucho pavo, los más variados adornos navideños y un gran pino verde que se rodea de muchísimos regalos. Esto último es exactamente lo que pasa en el mundo de los Windsor, liderados por la reina Isabel, pese a que el escándalo de los “Paradise Papers” está enturbiando el panorama y dando como posibilidad cercana que, por fin, Carlos de Inglaterra logre ser rey antes de los 70 años.

Mientras se ve si eso sucede, las costumbres navideñas de la familia real inglesa –que en estricto rigor es más alemana en cuanto origen– son de película. Comienzan con el viaje que la reina hace en tren a su casa de campo en Sandringham, junto a su marido desde hace 75 años, Felipe de Edimburgo.

Un ritual muy esperado que el año pasado se suspendió sorpresivamente por un resfriado de ambos y que derivó en que llegaran a su destino un poco después de lo previsto y en helicóptero. El viaje de Londres a Sandringham se hace unos días antes de la Navidad y la reina deja grabado el discurso que se emite el 25 de diciembre y que todavía, pese a las redes sociales, tiene una alta audiencia en el Commonwealth.

Para este 2017 se espera que las vacaciones navideñas de la reina comiencen desde la estación King Cross, llegando felizmente a la estación King’s Lynn. El camino debería seguir en auto hasta Sandringham para supervisar que todo esté preparado para recibir a su grupo familiar, que además de sus hijos, Carlos, Ana, Andrés y Eduardo, incluye a sus nietos – los príncipes William y Harry, las princesas Beatrice y Eugenie de York, Peter y Zara Phillips y lady Louis Windsor junto al menor de todos, James, que a sus nueve años es vizconde de Severn–, a sus cinco bisnietos –el príncipe George, la princesa Charlotte, Savannah e Isla Phillips y Mia Tindall–, y los hijos de su hermana, la princesa Margarita, el anticuario y ahora conde de Snowdon, David Armstrong-Jones, con dos hijos, y lady Sarah Chatto, también con dos hijos.

A toda esta comitiva hay que sumarle a los respectivos consortes de cada uno, como Camilla Parker-Bowles, el oficial Timothy Lawrence (segundo marido de la princesa Ana), la condesa de Wessex, Sophie Rhys-Jones (casada con el príncipe Eduardo) y Kate Middleton. Nuevamente Megan Markle no estaría calificando para este panorama navideño, ya que Sandringham es solo para parejas oficiales.

¡Revisa la nota completa en nuestra edición de Navidad! 

 

Leer articulo completo