17

nuevos articulos

Viernes, 16 Junio 2017
Publicado por

Especial piel: Cuidados para mantenerla saludable

Frotar con mucha fuerza el rostro para ponerte un hidratante puede ser tan dañino como nunca haberte cuidado.

ESCOTE Y CUELLO
Muchas personas se encargan de cuidar solo el rostro, sin embargo eso no es suficiente. El cuello y el escote también se ven afectados con el pasar del tiempo, así que preocuparse de esas zonas es fundamental. Recuerda que por menos líneas de expresión que se tenga, nada servirá si muestras flacidez en otras partes que quedan al descubierto.

LO BARATO CUESTA CARO
Más allá de los productos de tratamientos es también necesario recurrir cada cierto tiempo a las manos de expertos. Por ejemplo, las limpiezas de cutis son muy necesarias para asegurar una mejor penetración de tus cremas, lociones y serums. Recuerda que para eso, debes acudir a especialistas que cuenten con las herramientas necesarias para asegurar tu salud y también la apariencia de un rostro saludable.

TIEMPO DE CADUCIDAD
Los tratamientos de marcas reconocidas tienen una indicación de vencimiento. Algunos dicen una fecha clara y otros muestran el símbolo de un envase que señala la cantidad de meses que puede durar una vez abierto.
Fijarte es esto, por un lado, te asegura que lo que te apliques no ha perdido efectividad; y por otro y más importante, evitarás dañar tu piel o incluso producirte una irritación extrema.

OLVIDAR LOS RAYOS UV
Por más tratamientos y maquillaje que uses, la piel igualmente queda expuesta a los daños provocados por el sol. Si eres de las mujeres que simplemente no tiene tiempo para destinar a la aplicación de tantos productos, el mejor consejo es que actualmente existen muchos que incluyen factor de protección.
No dejes zonas sin proteger. Cuida de tus orejas, cuello y escote. Aplícalo también en todas las zonas que queden expuestas. Recuerda que esto no solo evitará un envejecimiento prematuro, sino que también te ayudará a prevenir enfermedades, como el cáncer a la piel, que podrían ser fatales.

Leer articulo completo