17

nuevos articulos

viernes, 22 septiembre 2017
Publicado por

Robert Pattinson: el ídolo y su intimidad

Después de tanta fama e histeria, Robert Pattinson ha buscado refugio en películas independientes y de calidad, y en una relación que planea mantener privada a toda costa. 

Robert Pattinson se hizo internacionalmente famoso a partir de 2008, cuando interpretó al vampiro Edward Cullen en la mega exitosa saga “Crepúsculo” junto a Kristen Stewart. Ambos actores, y su romance, se convirtieron en un fenómeno mundial, y por un tiempo Pattinson, que hasta entonces había tenido solo roles secundarios –uno de ellos en “Harry Potter y el cáliz de oro”– fue considerado como la máxima estrella masculina de su generación, un nuevo James Dean. Nunca realmente cómodo con ese estatus, el actor ha preferido desde entonces roles en películas independientes y de calidad, aunque no sean necesariamente éxitos de taquilla: “Cosmopolis”, dirigida por David Cronenberg; “Map to de Stars”, “Bel Ami” y “Reina del desierto” están entre esos filmes.

Su película más reciente, “Good Time”, es una nueva evidencia de su interés en un cine que desafíe más su condición de actor que de megaestrella. Dirigida y escrita por los hermanos Josh y Ben Safdie, el filme cuenta la historia de un ladrón de poca monta (Pattinson) que intenta sacar a su hermano de la cárcel tomando una mala decisión detrás de otra. “Cambié mi pelo y me colocaron cicatrices de acné en la cara, y nadie me reconoció mientras filmábamos en Nueva York. Nadie siquiera me tomó una foto con su celular”, cuenta.

Robert nació en Londres en mayo de 1986 y, según cuenta, no tomó clases de arte dramático hasta que cumplió los 15. La única razón por la que lo hizo fue porque eso era lo que estudiaba la niña que le gustaba. Desde entonces no ha pasado tanto tiempo, pero su camino ha sido largo y exitoso.

–¿Qué nos puedes contar de tu familia?

–Mi padre es de Yorkshire, llegó a Londres en los años 70, comenzó trabajando como taxista y terminó vendiendo automóviles. Mi mamá trabajaba en una agencia de modelos, a cargo de los contratos. Los dos están jubilados. Tengo dos hermanas, Lizzy y Victoria, una es cantante y la otra publicista. Soy muy cercano a ellas, pero por mi trabajo no nos vemos muy seguido. A veces no hablamos en meses, pero nuestra relación no ha cambiado.

–¿Tu fama las impactó?

–En absoluto. Son excelentes en mantener su espacio separado de todo lo demás. Pero Lizzy quedó en shock cuando fue a visitarme al set de una de mis películas y vio todas las revistas de farándula; no tenía idea de mi popularidad. No converso con mi familia de ese tema.

–¿Pasas con ellos tus vacaciones?

–Nunca viajo por placer. No he tomado vacaciones desde hace 10 años.

–¿Por qué?

–Siempre hay una voz dentro de mí que me dice que me puedo perder algo. Y para serte sincero, tengo costumbres extrañas cuando viajo. Por ejemplo, compré una bolsa anti bacteria para el avión que evita que me enferme o me contagie de algo.

–¿Qué estabas haciendo antes de que te ofrecieran “Crepúsculo”?

Revisa la entrevista completa en la edición impresa

Te invitamos a seguirnos en redes sociales a través de TwitterFacebook e Instagram // @revistacosas

[Foto: The Wallaper Cave]

 

Leer articulo completo