17

nuevos articulos

martes, 9 octubre 2018
Publicado por

Semana de la moda europea: It's show time!

Durante tres semanas, Londres, Milán y París se convirtieron en el centro de la moda mundial. Se anunciaron tratos y negociaciones, se celebraron aniversarios y cumpleaños, y se consolidó el nacimiento de una nueva era: la del espectacular megadesfile.

Por: Manuel Santelices / Fotos: Getty Images / Dolce & Gabbana

La semana de la moda europea, con paradas en Londres, Milán y París durante este mes, estuvo repleta de noticias, novedades y aniversarios. Victoria Beckhan celebró los diez años de su marca montada sobre una mesa y cantando canciones de las Spice Girls para un centenar de invitados, mientras que Etro marcó su cumpleaños número 50 y Missoni su 65 con shows que, más que shows, parecieron un homenaje a su propio éxito y tradición.

Riccardo Tisci presentó su primera colección para Burberry cubriendo y reinterpretando un amplio arco del estilo inglés, del preppy aristócrata al rebelde punk, obteniendo excelentes críticas en la prensa y un suspiro de alivio de parte de los ejecutivos de la marca que, luego de la salida de Christopher Bailey como director creativo, pensaron que Tisci –el hombre que resucitó a Givenchy y lo convirtió en un hit entre consumidores millennial– podría dar un nuevo y necesario impulso a esa legendaria casa británica.

La noticia más comentada de la semana, sin embargo, fue la venta de Versace. En el último día de la semana de la moda milanesa, Michael Kors confirmó los rumores que venían escuchándose desde hacía tiempo y anunció que había adquirido la casa fundada por Gianni Versace en la astronómica suma de 2.1 mil millones de dólares.

Donatella, se dijo, continuaría a cargo de la dirección creativa por ahora, pero sin duda que este traspaso significarácambios importantes en una marca que ha impuesto durante décadas su propia versión del sex appeal italiano y un estilo de “more is more” que parece contradecirse con el sportwear americano que ha hecho famoso a Kors. Pero este último está decidido a crear un imperio que compita con grupos europeos como Kering, Zegna, LVMH o Puig, y bajo el título de Grupo Capri comenzó una estrategia de adquisiciones que lo llevó primero a Jimmy Choo y ahora a Versace. Decir que no todos están felices es quedarse corto. Una sombra de sospecha cuelga ahora sobre el futuro de la casa italiana.

En medio de todos los comentarios y la excitación, una cosa quedó clara después de más de tres semanas de desfiles en tres importantes ciudades: hemos llegado a la era del “megashow”.

Ya no basta con presentar una nueva colección sobre la pasarela con una que otra supermodelo paseándose muy seria frente a una primera fila repleta de editores, celebridades e influencers. Ni siquiera es suficiente crear diseños llamativos y espectaculares sets que aseguren el reposteo en Twitter e Instagram. No; lo que ahora se requiere es una superproducción que pondría verde de envidia a cualquier regisseur de la Scala de Milán o el MET en Nueva York, un gigantesco esfuerzo creativo, logístico y tecnológico que permita que el show sea transmitido directamente via streaming a todo el mundo y recibido en el teléfono que tiene en su mano con una excitación similar a como si se tratara de la noche de estreno de “Cleopatra” con Elizabeth Taylor en el rol principal. Lo único que faltó esta temporada de primavera 2019 fueron elefantes, porque de lo demás hubo de todo.

Dolce & Gabbana lanzó un “who is who” a su pasarela, que comenzó con Mónica Bellucci en un vestido de lunares blanco y negro, continuó con Carla Bruni en un traje tres piezas de pantalón y chaqueta en brocatto, y terminó con Isabella Rosellini y su familia. Esa misma noche, Domenico Dolce celebró su cumpleaños número 60 con una glamorosa bacanal donde Maluma estuvo entre los invitados y Cardi B como atracción principal.

Maria Grazia Chiuri decidió presentar su colección para Dior en el enorme y cavernoso espacio del hipódromo de Longchamp, a las afueras de París, con una iluminación que pareció sacada directamente de un musical de Bob Fosse y ocho bailarines agitándose en mallas según las ordenes del coreógrafo israelí Sharon Eyal. Las modelos se abrieron paso por entre la danza, luciendo vaporosos y etéreos vestidos en tonos grises y mate que sugirieron los que llevaría puestos una bailarina. La actriz Shailene Woodley abandonó el recinto en estado de shock, diciendo que nunca, nunca en su vida había visto algo tan hermoso, que este desfile había sido mucho más de lo que jamás hubiera esperado.

Dior, sin embargo, encontró feroz competencia al día siguiente, cuando Gucci presentó su propio show en el legendario escenario de Le Palace, un famoso club de los ’70 y ’80 convertido en teatro. Concebido por Alessandro Michele, director creativo de la marca, el desfile fue una dramática marcha de jóvenes modelos en los más extraordinarios atuendos –vestidos con lentejuelas y flecos, diademas, plumas, grandes anteojos de sol, minúsculos shorts de lamé, carteras con la forma de cabeza de Mickey Mouse–, interrumpidos en un momento por la voz de Jane Birkin, que se levantó de su asiento y con micrófono en mano interpretó “Baby alone in Babylone” para un grupo de invitados que incluyó, entre muchos otros, a Jared Leto y Faye Dunaway.

Unas horas después fue el turno de Saint Laurent que, para no ser menos, decidió montar su desfile al atardecer, a los pies de la Torre Eiffel y sobre un largo espejo de agua que reflejó una decena de palmeras iluminadas e hizo parecer que las modelos caminaban, como Jesús en su oportunidad, milagrosamente sobre su superficie.

Anthony Vaccarello, diseñador de la marca, regresó a su acostumbrado glamrock para esta temporada, con Kaia Gerber, Mica Argañaraz y media centena de otras modelos en sombreros y foulards de Marianne Faithfull y ajustados pantalones como los de Mick Jagger.

Al cierre de esta edición, la semana parisina aún continuaba, con algunos de los desfiles más importantes –Chanel y Louis Vuitton– como broche de cierre el martes pasado. Otro momento anticipado sería el estreno de Hedi Slimani, que regresaría a Europa ahora a cargo de Celine. //@revistacosas

Leer articulo completo